Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Coronavirus
Coronavirus

SALUD

El problema que sigue teniendo más de la mitad de los pacientes recuperados de Coronavirus

Diversos estudios advierten que a la pérdida de olfato y gusto se le suman secuelas que repercuten de manera directa en el cerebro a largo plazo.

La pandemia de coronavirus, lejos de disiparse, sigue generando preocupación en la comunidad científica y médica. Recientes estudios registran una serie de complicaciones neurológicas derivadas del contagio de COVID-19. A la pérdida de olfato y el gusto, se le suman secuelas que repercuten de manera directa en el cerebro a largo plazo.

En pacientes sanos, por ejemplo, las afecciones neurológicas que se han relevado incluyen accidentes cerebrovasculares, alteración de la conciencia y lesión del músculo esquelético. Además, un número cada vez mayor de personas con problemas neurológicos durante la pandemia de coronavirus todavía continúan mostrando síntomas como confusión y dificultad para concentrarse, así como también dolores de cabeza, fatiga extrema, cambios de humor, insomnio y pérdida del olfato y el gusto, explica el sitio especializado MarketWatch.

Un estudio de 60 pacientes que tuvieron coronavirus, publicado en The Lancet, remarca que el 55% de ellos todavía mostraba síntomas neurológicos durante las visitas de seguimiento 3 meses después. Entrando en más detalles, cuando los médicos compararon los escáners cerebrales de estos 60 pacientes con COVID-19 con los de un grupo de control que no había sido infectado, encontraron que los cerebros de los pacientes con coronavirus mostraban cambios estructurales que se correlacionaban con la pérdida de la memoria y la pérdida del olfato.

Hay que tener en cuenta que esta sintomatología que perdura en el tiempo no solo fue registrada en pacientes adultos. Un estudio publicado en JAMA Neurology en junio advertía la existencia en 4 niños del Reino Unido de un síndrome inflamatorio multisistémico, una enfermedad severa que parece estar relacionada con el COVID-19. Los niños desarrollaron manifestaciones neurológicas como dolores de cabeza, debilidad muscular, confusión y desorientación.

Las investigaciones sobre este tipo de secuelas cada día son más numerosas. Científicos de todo el mundo intentan entender cómo y por qué el coronavirus afecta de esta manera el cerebro. Las primeras teorías, según la Universidad Johns Hopkins, incluyen casos graves de infección que atacan el cerebro o la médula espinal, como algunos casos reportados en China y Japón que encontraron el material genético del virus en el líquido cefalorraquídeo. La respuesta demasiado agresiva del sistema inmunológico a la infección viral podría llevar al cuerpo a atacarse a sí mismo de forma inadvertida. También, indican que es posible que las fiebres o la insuficiencia de los órganos, también pueden ser las causantes de disfunciones cerebrales.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados