Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente

VIDA & ESTILO

Ruta 40: un camino que lleva a la belleza catamarqueña

Un tramo de 300 kilómetros para enamorarte

(Por Diego Nofal) Si hay una ruta turística que seduce a los argentinos, sin duda es la mítica ruta 40. Sus casi 5200 kilómetros de extensión cruzando el país, son el sendero donde cada aventurero quiere poner proa. Como no podía ser de otra manera, esta columna no podía dejar afuera a esa mágica autovía. Máxime cuando los paisajes de esa ruta, al atravesar la provincia de Catamarca, merece un lugar de privilegio en las vidrieras del turismo por la Argentina.    

 La increíble ruta recorre 300 kilómetros dentro de Catamarca y para quienes quieran aventurarse a recorrerla les traigo una buena noticia, está íntegramente pavimentada. No esperen hacer el cálculo simplista, 300 kilometros son 3 horas de viaje, porque este camino atraviesa montañas y cuestas que obligan a bajar la velocidad durante varios tramos. Además, el turismo y el apuro son enemigos mortales. Maneje con cuidado, el camino tiene pueblos al costado por lo que constantemente se encontrará con gente en la ruta, además el ganado carprino rara vez respeta los límites viales, así que corre el riesgo de encontrarse con cabras sobre el asfalto.

Si usted decide hacerse a la ruta, cuando recorra este maravilloso camino dentro de los límites de Catamarca se encontrará con Londres, la ciudad de Belén, La Puerta de San José, La Ciénaga, El Eje, Los Nacimientos, Pozo de Piedra, San Fernando, Villa Vil, Corral Quemado, Puerta de Corral Quemado y Hualfín, todas localidades mágicas que invitan a quedarse. De algunos de estos lugares ya hemos hablado en esta columna, otros los describiremos en el futuro, todos son dignos de su tiempo. No dude en pasar algunas horas o, porque no, días visitándolos.

 Recorrer la ruta 40 en Catamarca, nos invita a atravesar los umbrales del tiempo, descubriendo la fuerte impronta ancestral de la cultura norteña, al tiempo que colores, aromas, sonidos, texturas y sabores juegan con nuestros sentidos. Admirar capillas históricas, sitios arqueológicos como el Shinkal, mercados artesanales, una interesante arquitectura colonial, bodegas, cultivos tradicionales y la rica vivencia de su gente, en un marco de imponente belleza natural.

Pero esto no es todo,  Del trazado de la ruta 40 se desprenden dos tramos opcionales: Paisajes de la Puna, desde el paraje denominado El Eje, donde el camino se bifurca, se accede a la ruta 43 que nos conducirá a través de imponentes paisajes al disfrute de conocer y apreciar la cultura de los pueblos puneños. Paisajes de la Cordillera a la altura de la localidad de Cerro Negro, se accede a la ruta 60 que conduce, a través de un rústico paisaje, hacia una secuencia de pintorescos pueblitos en los que el tiempo parece haberse detenido en la añoranza del adobe y las costumbres ancestrales. Pero ambos tramos serán tema de otra columna. Ponga proa en la ruta y disfrute el viaje.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados