Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Florencia Kirchner
Florencia Kirchner.

ESPECTÁCULO

«¿Llegar adónde? Estoy harta»: el peculiar posteo de Florencia Kirchner en Instagram

La guionista hizo eco de unas palabras interesantes.

Florencia Kirchner decidió crearse una cuenta de Instagram, algo que sorprendió ya que la guionista es muy celosa de su privacidad. Sin embargo, la hija de Cristina Fernández abrió una nueva puerta y mas que hablar de trivialidades refleja sus pensamientos a través de obras literarias que la conmueven. En su posteo más reciente se refirió a «La pequeña comunista que no sonreía nunca» de Lola Lafon.

Sobre el texto mencionado, la madre de Helena empezó citando un fragmento catárquico: «¿En aparecer triunfar-llegar? ¿¿Llegar adónde? ¡Estoy harta de sentirme obligada a soñar vuestro sueño occidental! Oh, esos pobres roñosos del Este a a quienes no paráis de echar el sermón sobre vuestra maravillosa democracia ideal… ¡Vale, ya lo hemos pillado». Mas tarde, dio una reseña de la obra.

«Lola Lafon construye en este libro un relato único, con una prosa magnética y una estructura que no agota, reconstruye la historia de Nadia Comaneci y la de un país, Rumania. Cuestiona lo que nos venden como libertad, lo que nos venden como desobediencia, sin entregarse al panfleto, habla del sometimiento a los cuerpos y las mentes de las mujeres desde que son niñas, recorre temas como el suicidio», adelantó la mujer sobre la labor de la escritora.

Y remarcó otros tópicos elementales en esa lectura: «Enfermedades alimenticias, canibalismos mediáticos. Reivindica, también, la identidad de Europa Del Este, siempre entorpecida por occidente. Somos testigos de los acontecimientos cometidos durante el régimen de Nicolás Ceaușescu y su Securitate, sin perder de vista lo también atroz del capitalismo. Todo lo vamos descubriendo a través de la figura de Nadia, a la que la prensa puso corona de flores y luego escupió. De los mejores libros contemporáneos que llegaron a mis manos. Ya, entregada a cualquier libro que publique Lola Lafon».

Tal como empezó, cerró con otra cita: «La pequeña hada comunista que no sonreía nunca. Tachan la palabra adorable, pues ya se ha utilizado demasiado en los últimos días, aunque bien mirado es exactamente eso: dolorosamente adorable, insoportablemente demasiado encantadora (…) Una Lolita olímpica de apenas cuarenta kilos, una colegiala de catorce años con silueta de chico que se pliega a todas las exigencias, escriben. Queremos acercarnos a sus destellos de juguete mágico y turbulento (…) La niña frota el deseo, lo anhelamos, ¡oh!, ese deseo de tocarla de arrimarnos a ella, un deseo en espiral, cada vez más intenso, y de pronto ya está, el ejercicio en la barra de equilibrio ha durado noventa segundos. Es epidémica».

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados