Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Mujeres de El Trece

ESPECTÁCULO

Karina La Princesita se vistió de verduga y despidió a las “Mujeres de El Trece” con cumbia

Las integrantes del programa dijeron «adiós» con toda la onda musical.

Con las emociones a flor de piel. Así comenzaron el último programa de «Mujeres» de «El Trece«, con toda la emoción para poder decir «chau» a un ciclo que duró bastante poco, pero que bastó para generar escándalo entre sus conductoras. Cambios y recambios, así se vivió el poco trayecto que recorrió el magazine. Soledad Silveyra, Teté Coustarot, Roxy Vázquez, Jimena Grandinetti y María Julia Oliván, abandonaron el momento emotivo por un rato y s despidieron bailando a puro ritmo de los grandes éxitos de Karina La Princesita, que animó la fiesta. 

«Corazón mentiroso» y «Fuera», fueron los clásicos que interpretó la jurado del Cantando 2020 a todo ritmo junto a su tecladista que la acompañó. Esto permitió que se arme una verdadera fiesta en el estudio y movió los cuerpos de todos los integrantes, incluidos camarógrafos y técnicos. Pero otra de las sorpresas de la despedida fue cuando, en medio del show, Jimena Grandinetti se dio el gusto de sacar su charango y animarse a interpretar junto a Karina, sin haber ensayado, un típico tema de fogón y de despedidas.

Se trata de «Y dale alegría mi corazón», de Fito Paéz. Les salió increíble y más considerando que no tuvieron práctica juntas ni nada por el estilo. «Es muy emocionante», dijo Jime cuando Silveyra le dijo «¿Cuando soñaste esto?», como diciendo si se imaginaba estar tocando el instrumento al lado de una figura como La Princesita. Las frases que tuvieron las conductoras y panelistas de este corto ciclo fueron: “Empecé con zapatillas y termino con zapatillas”, señaló Teté. Mientras que Solita lanzó incisiva: “Ustedes se preguntarán por qué estamos tan felices si hoy nos terminan el programa”.

“Así es la televisión”, agregó María Julia Oliván, una de las últimas incorporaciones que tuvo «Mujeres». “Hay un dolor, que son las fuentes de trabajo, sobre todo de los que están atrás (de cámara). Gracias muchachos, son lo más”, remarcó Silveyra.“Muchos comieron de nuestro primer programa y hablaron y hablaron si parar. Por eso nos van a extrañar”, sostuvo Teté. “En televisión también pasa que los programas van encontrando su identidad y a veces algunos tardan años», dijo Oliván.

Y agregó: «Nosotras tuvimos este tiempo y bueno, ya tendremos otras oportunidades”, añadió Oliván. «Ustedes se preguntarán por qué están tan felices estas mujeres si se termina el programa. Estamos felices porque terminamos hermanadas», comentó Solita. «Pasamos unos hermosos días acá. La peleamos, por supuesto, cambiamos para un lado y para el otro como todos los programas», resumió Oliván. «Empezamos como magazine, seguimos como concurso y terminamos como policiales. Una cinturita para todo que ni te cuento», agregó Coustarot. «¿Sabés qué fue lo más lindo, Teté? Que nos conocimos en un momento muy especial para el mundo, un momento totalmente distinto, en el medio de una pandemia. Nunca nos pudimos dar un beso ni un abrazo», reflexionó Grandinetti.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados