Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Angela Merkel
Angela Merkel

MUNDO

Los conservadores alemanes se ponen en campaña para buscar un sucesor de Ángela Merkel

La funcionaria alemana no será candidata en las próximas elecciones federales.

La vida política de la canciller de Alemania, Ángela Merkel, está entrando en cuenta regresiva: la mandataria finalmente anunció que, en las próximas elecciones federales, abandonará su cargo. Por lo cual la Unión Demócrata Cristiana (CDU), favorita en los sondeos, no logra ponerse de acuerdo y ha organizado el sábado un debate para intentar decidir entre tres candidatos, en un proceso marcado por el avance de la pandemia.

Según informó AFP, el moderado Armin Laschet, el liberal Friedrich Merz y el exministro Norbert Röttgen intentarán anotar puntos antes de la designación de un nuevo líder, en el congreso del partido cristiano-conservador CDU a principios de diciembre. La propia canciller aseveró que no quiere intervenir en los asuntos internos de su partido ni apoya a ninguno de los candidatos.

El ganador tiene todas las posibilidades de ser el candidato de la derecha en las elecciones legislativas previstas, a más tardar, en octubre de 2021, al término de las cuales Merkel debe abandonar sus funciones después de 16 años en la cancillería.  Un tiempo considerada como favorita, la ministra de Defensa Annegret Kramp Karrenbauer, decidió en febrero abandonar la cabeza de la CDU por falta de autoridad sobre sus tropas.

Merkel ha tenido que aclarar varias veces las cosas y recordar que no será candidata. Una insistencia sintomática del poco entusiasmo suscitado en las encuestas por los tres candidatos en competición. En una encuesta de popularidad para el puesto de canciller, publicada el viernes, el moderado Armin Laschet (59 años), dirigente de Renania del Norte Westfalia, y el liberal Friedrich Merz (64 años) están codo con codo pero sin recoger más de 27% de opiniones positivas. 

A la cabeza de la región más poblada de Alemania, pero también la más afectada por la epidemia, Laschet paga su voluntad a principios del verano de liberar el confinamiento demasiado rápido para tratar de que la economía volviera a funcionar. Desde entonces, el que se inscribe en la continuidad de Merkel se ha hecho más discreto y se ha basado en el apoyo que le aporta Jens Spahn, ministro de Sanidad, que ganó en notoriedad con la crisis sanitaria.

En tanto, a falta de un mandato electivo, Friedrich Merz, poco apreciado por Angela Merkel, es poco audible en la gestión de la pandemia. Sus posiciones ultraliberales también le han puesto en desventaja con las ayudas masivas decididas por el gobierno para ayudar a la economía a afrontar la crisis. Por otra parte, el exministro de Medio Ambiente, especialista en asuntos internacionales, Norbert Röttgen tiene dificultades para salir de su imagen de experto, sin relevo en el partido.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados