Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Rosario

SOCIEDAD

El novedoso protocolo sanitario con el que reabrieron las playas en Rosario en la pandemia

La prueba piloto arrancó en Santa Fe y muchos centros turíticos observan los resultados de la medida.

En vísperas del inicio de la temporada de verano, los centros turísticos empiezan a reactivar la actividad tanto comercial como turística, como en el caso de la ciudad de Rosario, que ayer inauguró la presencia de público en los balnearios públicos y privados mediante un novedoso sistema de protocolos para asegurar el distanciamiento social y controlar las aglomeraciones.

Las playas de los distintas playas de la ciudad de Rosario, en la provincia de Santa Fe, reabrieron bajo estrictos protocolos sanitarios que tuvieron buena repercusión en el primer día de actividad. El sistema se basa en círculos de PVC ubicados sobre la arena, con el objetivo de que cada persona se mantenga allí y respete el distanciamiento social, informó la agencia Télam.

Mediante el decreto provincial 1445, firmado por el gobernador santafesino Omar Perotti, establece que esta movida es una «prueba piloto que se pondrá en práctica únicamente en esa ciudad para determinar las medidas más convenientes para replicar posteriormente la misma habilitación en el resto de la provincia». De este modo, desde otros centros turísticos de Argentina miran cómo se lleva a cabo la experiencia y los resultados generados.

Asimismo, la norma publicada obliga a aquellos que concurren a la playa del área del río Paraná, a mantener el distanciamiento social y preventivo, utilización de tapabocas y al cumplimiento de las reglas generales de prevención contra el Covid-19. Con círculos marcados en la arena para cada burbuja, los rosarinos disfrutan del primer día de playa en los balnearios de la ciudad.

El protocolo dispone que al ingresar en el área de las playas, con una entrada preparada y centralizada, se les tome la temperatura corporal y se rocían las manos con alcohol a cada visitante. Los círculos de PVC tienen el objetivo de limitar la cantidad de personas en las «burbujas», con un permitido de 2 a 4 personas como máximo. En el primer día de la medida, se estimaron más de 10.000 personas que acudieron a los distintos balnearios.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados