Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Turquía

MUNDO

El presidente de Turquía pide dialogar con la Unión Europea mientras se acerca a Arabia Saudita

«No nos vemos fuera de Europa. Tenemos la intención de construir nuestro futuro junto con Europa» aseguró Recep Tayyip Erdogan.

Este sábado, el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, solicitó a la Unión Europea que entable un diálogo, en el contexto de escalada de las tensiones en el Mediterráneo oriental, donde prorrogó la misión de un buque de exploración de gas. El país extendió hasta el 29 de noviembre la misión del «Oruc Reis», en una zona marítima que disputa con Grecia, el descubrimiento de vastos yacimientos de gas.

Desde hace varios meses, la presencia de este buque provoca tensiones con la UE, que ha prorrogado este mes por un año las sanciones contra Turquía y prevé endurecerlas. Según informó AFP, estas medidas incluyen restricciones en las emisiones de visados y congelación de activos para personas relacionadas con la exploración de gas en disputa en el Mediterráneo. 

«Esperamos que la UE cumpla sus promesas, que no nos discrimine o, al menos, que no se convierta en una herramienta para crear enemistades contra nuestro país», declaró Erdogan. «No nos vemos fuera de Europa. Tenemos la intención de construir nuestro futuro junto con Europa», aseguró. Por último, añadió que «creemos que no tenemos ningún problema con un país o una institución que no pueda resolverse por la vía política, diplomática o de diálogo». Los dirigentes de la Unión Europea aplazaron el debate sobre nuevas sanciones contra Turquía hasta su cumbre de principios de diciembre. 

Turquía y Arabia Saudita buscan mejorar sus relaciones

Por otra parte, Erdogan y el rey Salman de Arabia Saudita conversaron este sábado sobre cómo mejorar sus vínculos, en un intercambio telefónico poco frecuente desde el asesinato del periodista Jamal Khashoggi. Este llamamiento se hizo en vísperas de la cumbre del G20 presidida este fin de semana en Riad. Ambas naciones han estado compitiendo durante mucho tiempo para imponer su supremacía en el mundo musulmán, pero las tensiones entre las potencias regionales de mayoría sunita se han intensificado.

El asesinato de Khashoggi sumió a Arabia Saudita en una de sus peores crisis diplomáticas y empañó la imagen del príncipe heredero Mohamed Bin Salman, designado por funcionarios turcos y estadounidenses como el instigador del asesinato. Erdogan indicó que la orden de cometer este asesinato emanaba «de los más altos niveles» del gobierno saudita, pero nunca acusó directamente al príncipe heredero.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados