Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Diego Maradona

ESPECTÁCULO

Increíble: mirá lo que pasó con la casa de Diego Maradona en Villa Fiorito tras su muerte

Maradona nunca olvidó el barrio en el que nació.

En los lugares más recónditos del mundo, como Siria o Bangladesh, se realizaron homenajes a Diego Maradona tras su muerte el pasado 25 de noviembre, cómo entonces no iban a hacerlos en su casa de Villa Fiorito, nombrada en tantas canciones dedicadas a Diego, y donde los vecinos se juntaron para crear un altar al ídolo y dedicarlo un impresionante mural. Mientras en la Casa Rosada se llevaba a cabo su velorio multitudinario.

“Esta fue la casa del Diego, y fijensé antes no estaba todo esto, esa pared con su cara, con su rostro, esto lo hicieron hace apenas 48 horas los vecinos”, explicó el movilero de “Hay que ver” el programa que se emite por El Nueve, el programa que condicen Denise Dumas y José María Listorti, mostrando el primer hogar del futbolista ahora convertido prácticamente en un santuario.

 Los vecinos pintaron un impresionante mural con el rostro de Maradona en primer plano al estilo del Che Guevara, con unos rayos de luz detrás al estilo oriental. Mientras tanto en la puerta de entrada del humilde hogar, los vecinos fueron dejando fotos, cartas, un afiche grande que hicieron los alumnos de la escuela donde fue Diego, y hasta un altar con piedras donde permanecen algunas velas prendidas.

“Tiene una historia muy particular la casa, ahora habita una persona, Diego cuando se va de este lugar, y se va la familia a Villa Devoto, le dejan el lugar a su empelada doméstica, y después la empelada se separa de su pareja y queda en este lugar la pareja”, relataron, a la vez que se quejaron de la mala disposición del vecino que vive ahí en ese momento, y que recibió la casa cuando Maradona se fue a jugar a Argentinos Juniors.

Luego dialogaron con un vecino apodado “Vaquita”, que compartió la infancia con el Diez. “Atajaba para él, porque jugaba con él y me enseñaba también, porque me hacía goles” recordó. “Era grandioso, de chiquito siempre lo vimos manejar la pelota, nunca se la podías quitar, yo era arquero y era pasarle la pelota para él y sabia que llegaba al arco contrario y hacia un gol habilidoso era ya desde chiquito” recordó el hombre.

“Yo tendría 9 años y él estaba con los 10 años, yo ya empezaba a tener noción de como jugar a la pelota pero él era imparable. Él a los 12 años de edad, venían de otros clubes a buscarlo para que vaya a jugar a la pelota con ellos. Él con 20 años jugaba con personas de 20 años, de 10 y ya hacía goles de tiro libre”. “La última vez que lo vi personalmente fue en el año 2005” afirmó, cuando Diego volvió al barrio para filmar el documental junto a Emir Kusturika.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados