Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Juana Viale
Juana Viale.

ESPECTÁCULO

«Me pegó, me quiso clavar un cuchillo, me amenazó»: lágrimas y conmoción en el programa de Juana Viale

La artista y un testimonio desgarrador.

Fue uno de los testimonios más fuertes de los últimos días en la televisión nacional. La reconocida cantante Rocío Quiróz rompió el silencio y habló del calvario que sufrió en una relación del pasado donde sufrió violencia de género. Esto sucedió en el programa que Juana Viale conduce a través de la pantalla de Canal Trece, reemplazando nada más y nada menos que a su abuela, Mirtha Legrand.

«Se me complicaba muchísimo porque siendo de una familia muy humilde, a veces no estaba la plata para poder grabar y sonar en una radio. En ese momento te cobraban todo, más no siendo conocida. Esa situación en ese momento era muy fea, y más cuando uno tiene un sueño. Nosotros somos 10 hermanos, yo soy la más chica», comenzó contando la artista que hoy es parte del Cantando 2020.

«Soy la única que se dedica a la música, mis hermanos son vendedores ambulantes como mi papá, otros trabajan en un supermercado. Mis hermanos me re acompañaron siempre a todos. Pasé por muchas etapas de mi vida. Tengo un tema que se llama Cicatrices, donde cuento la historia de violencia de género que yo sufrí con mi primera pareja en el 2013. Fue complicado enfrentar esa situación donde me pegó, donde me quiso clavar un cuchillo, me amenazó», manifestó Rocío Quiróz

«Yo le pedía por favor que no lo haga. Salir de esa situación fue difícil. Voy a llorar porque siempre lloro al contarlo. Mi familia me ayudó a salir, la música también», señaló delante de Juana Viale sin poder contener las lágrimas. «Estuve mucho tiempo sin contarlo, callada, con esa mochila cargándola. Un día en el canal dije ‘ya está, no aguanto más’. Cuando conté mi historia yo ya no estaba más», señaló.

«Cuando me pasó se terminó todo ahí, no lo vi más, no supe más nada. No hice la denuncia porque tenía miedo, solamente lo sabían mi papá y mi mamá, mis hermanos no sabían nada. Tenía miedo de que vayan y hagan algo que por ahí sí lo merecía esa persona, pero pensaba en mi familia, en mis viejos que ya son grandes para que renieguen. Cuando me saqué la mochila, mis hermanos se enteraron por un canal. No quería que hagan quilombo, por eso preferí callarme y quedarme con esta mochila. Uno a veces guarda muchas cosas que es feo. Cuando le conté a mi papá yo estaba con un ojo morado, llorando», sentenció.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados