Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
dióxido de cloro

SOCIEDAD

Contundente repudio de científicos y universidades por el uso de dióxido de cloro en pacientes con coronavirus

Tras el episodio del Sanatorio Otamendi, la comunidad científica emitió un comunicado.

Un grupo de sociedades científicas argentinas, de organizaciones de la sociedad civil y de universidades emitió un comunicado para manifestarse por el peligro del uso de dióxido de cloro, luego de que falleciera el hombre que se encontraba internado por coronavirus en el Sanatorio Otamendi. El paciente recibió tratamiento con dicha sustancia no autorizada luego de conseguir la orden de un juez que lo habilitara. 

“Las sociedades abajo firmantes observamos con suma preocupación la injerencia del Poder Judicial en un tema médico-científico con implicancia en la salud pública, sobre aplicación de dióxido de cloro en pacientes COVID-19, que obliga al equipo terapéutico a utilizar substancias no aprobadas por el ente regulador y formalmente contraindicadas por quienes sustentan su práctica sobre evidencias científicas irrefutables”, comenzó el texto publicado este martes. 

En esta línea, remarcaron que “la Justicia no debe obligar a los médicos a indicar una medicación que no tiene respaldo científico y que no está autorizada por los entes de regulación nacional e internacional, ni respaldada por las sociedades científicas nacionales e internacionales”. “La autonomía del equipo de salud, fundamentada en el conocimiento científico y en sólidas posturas bioéticas, no puede ser reemplazada por decisiones judiciales carentes de fundamento científico”, agregaron. 

“Si bien entendemos la desesperación de los pacientes y sus familias ante la presencia de una enfermedad, respetuosos de los principios de la bioética y reconociendo el principio de ‘autonomía’ de los pacientes, damos a conocer que existen otros principios como el de ‘beneficencia’ (en este caso ausente) pero fundamentalmente el de ‘no maleficencia’ (‘primum non nocere’: ‘lo primero es no hacer daño’)”, apuntaron. 

Por último, resaltaron: “Primero no dañar, es un eje rector ante todo acto médico e implica no indicar productos sin evidencia científica. Ante estos hechos, repudiamos el accionar de aquellos profesionales de la salud que alientan estas medidas y no miden el daño de sus actos”. El documento fue firmado por un largo listado de organizaciones, entre las que se destacan la Federación Argenitna de Medicina Familiar y General, el Comité de ética de la Sociedad Argentina de Diabetes, la Fundación Huésped, la Sociedad Argentina de Infectología, entre otros. 

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados