Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Mundo Marino

SOCIEDAD

Escrache a Mundo Marino: “Los animales deben estar en su hábitat natural, no en cautiverio”

Patricia Campolieti, activista integrante de Nuevo Paradigma, habló en exclusiva con El Intransigente.

Con la llegada de la temporada turística también volvieron los espectáculos con animales, razón por la cual un grupo de activistas realizaron un escrache contra Mundo Marino. En ese marco, Patricia Campolieti, activista integrante de Nuevo Paradigma, habló en exclusiva con El Intransigente y opinó al respecto. En ese sentido, opinó que “los animales deben estar en su hábitat natural, no en cautiverio”.

Cabe recordar que fue la organización Activistas Animalistas de La Costa la que realizó una protesta frente al parque temático Mundo Marino ubicado en la localidad de San Clemetne del Tuyú para pedir por el fin de la esclavitud animal. La agrupación pidió además por tres reclamos concretos: exigir la liberación de la orca Kshamenk, como también que la empresa cumpla con las normas vinculadas al cuidado animal.

Patricia Campolieti explicó que “el origen de la movilización está clarísimo, me voy a referir específicamente al SIAMEC, aunque hay muchos más animales, un delfín, inclusive hay animales que están contraviniendo la ley 2904/06 que rige en todo el partido de la costa y prohíbe los espectáculos circenses con animales. No entendemos cómo Mundo Marino puede estar trasgrediendo un montón de años esta ley ¿Con al apoyo de quién?”.

En esa línea, la activista integrante de Nuevo Paradigma mencionó que “también se transgrede la ley 12.238 que impide que se les de comer y te acerques a darle de comer a animales salvajes, estos no son animales domésticos y se ve en los videos cómo la gente les da de comer, la nena le hace una ecografía, hacerle una ecografía a un delfín es un peligro para el delfín y para el público. El delfín tiene derecho a sacarse y revelarse, obvio”.

Para finalizar, describió que “el espectáculo de Mundo Marino no es educativo porque lo que vemos son piruetas aprendidas de entrenadores que se aprenden gracias a que les tiran comida, son esclavos. Una orca jamás se pondría panza arriba en el mar, y la gente aplaude eso porque creo que desconoce la cantidad de violación de derechos que hay acá, derechos nacionales, ordenanzas municipal, nacional, una ley provincial y declaraciones internacionales, la gente no tiene idea de que los animales tiene derechos que son inherentes cada uno a su especie”.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados