Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Foto: @CTA_Autonoma

POLÍTICA

Avanza la marcha a Plaza de Mayo y el paro se siente en Buenos Aires

A partir de las 10 horas, las agrupaciones sindicales iniciaron su concentración.

banner

El Frente Sindical, las CTA y demás organizaciones sociales y sindicales avanzan con su manifestación a Plaza de Mayo en un último día del mes de abril paralizado por la medida de fuerza que afecta a los servicios públicos. A partir de las 10 horas de la mañana, los manifestantes comenzaron a concentrarse en la intersección de 9 de Julio y Corrientes, con el objetivo de enfilar hacia la plaza.

El acto central está programado para las 13 horas y contará con las exposiciones orales de los líderes gremiales convocantes, Hugo Moyano y Pablo Micheli. Más tarde, a las 17, el Frente de Izquierda y otras agrupaciones llevarán adelante su propia manifestación, también hacia Plaza de Mayo, y por separado de los demás sindicatos, ya que aseguran que su plan de lucha es distinto y exige un paro más extenso.

Mientras tanto, las postales de la ciudad de Buenos Aires muestran el impacto de la medida de fuerza y la movilización de los servicios. En total, se vio afectado el normal funcionamiento de las escuelas privadas y públicas junto a las universidades, el transporte de mercancías y recolección de basura, hospitales públicos, los bancos, la administración estatal, la industria metalmecánica y en materia de transporte, los subtes en su totalidad, los colectivos y los vuelos. Si bien a la medida de fuerza se adhirieron más de 80 regionales de la CGT y decenas de entidades gremiales, la convocatoria tiene un alcance dispar, ya que varios sindicatos del transporte público decidieron continuar con el funcionamiento de forma habitual.

Desde el Ministerio de transporte advierten que en materia de trenes, los servicios funcionan según los horario programados y habituales. Además, en materia de colectivos, solo 80 líneas de un total de 380 son las que se adhirieron al cese de actividades, es decir, que solo el 20% del sistema se ve afectado. En el caso de los aeropuertos, fuentes del ministerio explicaron que se registran un total de 80 mil pasajeros y 618 vuelos afectados, siendo 20 mil de ellos solo de Aerolíneas Argentinas.

En esa línea, recordaron que el costo de esta medida de fuerza para la compañía será de USD 20 millones si se tiene en cuenta el trabajo para reacomodar a los pasajeros afectados en otros vuelos que no se podrán vender, además del costo futuro a la reputación de la empresa. A esto, según explicaron desde la cartera de Transporte, se le suman los efectos negativos de los paros de noviembre del año pasado y las pérdidas generadas en enero y febrero. A pesar de la medida de fuerza, Flybondi, American Airlines y los vuelos internacionales de Jet smart funcionan con normalidad.

Además de la paralización de servicios, a primera hora de este martes, trabajadores afines al paro iniciaron un corte en el Puente La Noria como parte de las actividades programadas para este jornada de protesta. Si bien en el lugar se encuentran efectivos de la Policía y Gendarmería, los manifestantes concretaron la interrupción del tránsito en uno de los accesos a la Ciudad. Por otro lado, también se reportaron cortes en Puente Pueyrredón, en Crovara y General Paz y en la autopista Panamericana.

Durante una de sus últimas declaraciones, Pablo Moyano, hijo de uno de los líderes que impulsó la medida de fuerza, aseguró que este paro «va a ser de los más importantes de los últimos años”, ya que “la gente está re podrida» de la situación en la que se encuentra atrapada por la crisis que se dio en el país bajo la administración de Cambiemos desde que llegó a la Casa Rosada. Asimismo, el gremialista subrayó que la población «no aguanta más las tarifas, los despidos y la inflación».

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados