Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente

POLÍTICA

«Con la garra de Vidal, la tristeza de Stanley y los bailecitos de Macri no alcanza para salir de la pobreza»

«Lo que necesitamos es una dirigencia comprometida», dijo a El Intransigente una referente de Barrios de Pie.

banner

El paro general de hoy contra la crisis económica que atraviesa el país bajo la administración de Cambiemos fue respaldada por diferentes organizaciones sociales como el Movimiento Barrios de Pie que realizó una olla popular frente a la Secretaría de Trabajo. Ante este contexto, El Intransigente dialogó con la referente Silvia Saravia, quien contó la situación que están viviendo desde los sectores más vulnerables en este último tiempo.

En ese sentido, Saravia reveló: «Lo que estamos viviendo el último tiempo es que hay cada vez más pibes que asisten a los comedores y que también hay adultos que se acercan porque no tienen la posibilidad de comer todos los días o dos veces al día como corresponde. La realidad es que estamos desbordados, hay una situación que es muy extendida».

«Por más que uno asista a comedores, la situación se desborda, porque se continúan perdiendo puestos de trabajo y al reducirse el ingreso de las familias -que antes ofrecían algún nivel de changa o hacia algún tipo de actividad que fuera informal- era sostenible. Para la gente eso significaba un ingreso», advirtió y dijo que el empeoramiento en los barrios «se ve muchísimo», contó que «se han incrementado la cantidad de ferias, la gente vende lo que puede, lo que tiene, lo que consigue, en algunos casos se hace desde el intercambio».

«Por eso nuestro planteo es que, más allá de los distintos tipos de ayuda que puede brindar el Gobierno, si se continúa destruyendo la fuente de trabajo nunca va a alcanzar, porque hay una política de Estado que hoy no está priorizando lo que funciona, ni se crean puestos de empleo en las pequeñas y medianas empresas, ni de las economías regionales, no hay un futuro cercano donde la situación pueda mejorar, si se sigue adelante con este tipo de política económica», cuestionó.

De esta manera, Saravia ratificó que «en muchos casos volvió el trueque» como forma de subsistencia, «la gente vende lo que tiene en su casa, pidiendo donaciones a los comercios, por ejemplo, lo que no vendieron, de alguna manera se buscan estrategias para defender una situación que hoy tiene que ver con poder comer, no se termina de comprender la desesperación y la necesidad que hay en miles de familias» en medio de la crisis que azota a los argentinos.

En cuanto a la respuesta de las autoridades ante el reclamo de que incrementen las fuentes de trabajo para salir de la situación de pobreza, la referente de Barrios de Pie se quejó por la falta de atención por parte del Gobierno ante este panorama y dijo que, por el contrario, lo que se recibe a diario de Cambiemos son «medidas en concreto», teniendo en cuenta que los alimentos siguen aumentando, los servicios también.

«El dinero que se recibe del FMI se utiliza para seguir bancando una tasa de interés altísima, para seguir bancando el dólar, en realidad esta situación debiera, desde nuestro punto de vista, tomarse por otro lado, que tenga que ver con que las pequeñas y medianas y empresas se fortalezcan, sin embargo, es un sector que hoy está muy castigado», y en ese sentido agregó que «si no hay un proyecto de país vinculado a eso va a ser muy difícil salir».

Y, por otro lado, «hay otro tipo de políticas públicas que tampoco se han encarado, que es cómo se piensa la producción de alimentos y para qué, si solo se piensa la producción de alimentos para generar ganancias para un sector o para exportar como sucedió el caso emblemático de la leche, es muy claro que lo que se produce se piensa para la exportación y no para poder abastecer al conjunto de la población», se quejó.

Por último, respecto a los dichos de la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal en los que aseguró que le sobra garra para estar en la Provincia los próximos cuatro años para acompañar a Mauricio Macri, Saravia replicó que, en realidad, lo que hace falta es «un proyecto distinto y no un plan que piense en enriquecer a los sectores financieros, si no que piense en los que vivimos en este país».

«Con la garra de Vidal no alcanza, con la tristeza de (Carolina) Stanley no alcanza, con los bailecitos del Presidente tampoco, lo que nosotros necesitamos como país es efectivamente una dirigencia comprometida en que haya fuentes de trabajo genuinas, que podamos vivir un poco mejor, teniendo en cuenta que tenemos un Estado muy rico en recursos naturales, pero que lamentablemente la dirigencia no está pensado en cómo podemos fortalecer un proyecto productivo y de trabajo si no enriquecerse, enriquecer a sus amigos y favorecerlos», concluyó.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados