Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
foto: youtube

SOCIEDAD

Una obra social deberá darle a un niño ciego una máquina Braille

La madre llevó el caso a la Justicia y los magistrados le dieron la razón.

La Administración Provincial de Seguro de Salud (APROSS), de la ciudad de Villa María, Córdoba aprobó una solicitud de amparo impuesta por una madre para que le entreguen una máquina Braille a su hijo, que tiene una ceguera de ambos ojos y comienza el jardín de infantes. El caso estuvo a cargo de la Cámara en lo Civil, Comercial, de Familia y Contencioso Administrativo de la ciudad.

En este sentido, los magistrados entendieron que la negativa de proveerle la máquina reclamada constituía “una amenaza a los derechos del infante y a su posibilidad de crecimiento”, ya que le impedía su desarrollo autónomo e independiente. De esta forma, decidieron que este material necesario para el niño, le permitirá “aprender a leer y escribir en igualdad con los otros niños de su edad”.

El conflicto radicaba en que la firma sostenía que “no existe actuar ilegítimo ni arbitrario” ya que la máquina pedida por la madre “no está incluida en el menú prestacional de la institución”. Sin embargo, según diariojudicial.com, los jueces entendieron que “con ese solo argumento” APROSS no puede rechazar prestaciones que le sean requeridas, “cuando el derecho invocado aparezca con toda claridad como procedente”.

En este sentido, “la Corte federal recordó que a partir de lo dispuesto en los tratados internacionales que tienen jerarquía constitucional, se ha reafirmado el derecho a la preservación de la salud, comprendido dentro del derecho a la vida, y se ha destacado la obligación impostergable que tiene la autoridad pública de garantizar ese derecho con acciones positivas, sin perjuicio de las obligaciones que deban asumir en su cumplimiento las jurisdicciones locales «, indicó la medida de los magistrados.

«En ese contexto, la negativa de la obra social demandada, exteriorizada en el reclamo administrativo, con el solo fundamento de que la máquina Braille no se encuentra incluida en el menú prestacional y por lo dispuesto por el art. 14 inc. b ley 9277, no puede ser aceptada” afirmaron los jueces, quienes finalmente le dieron la razón a la madre.

Asimismo, en los argumentos de su decisión, los magistrados explicaron que el valor económico de la máquina pedida para el niño no puede afectar el patrimonio de la obra social y el derecho de los restantes afiliados. Así se impone en el ámbito administrativo de la prestadora de cobertura de salud “una debida ponderación”, para evitar así que los afiliados se vean obligados a recurrir a la vía judicial para el reconocimiento de su derecho afectado.

Así las cosas, el Tribunal aceptó el recurso impuesto por la madre del nene y determinó que, “no puede rehuirse ni excusarse por las normas inferiores o administrativas”. En este sentido, los magistrados remarcaron que el Directorio de APROSS “tiene la atribución y el deber de realizar todos los actos que resulten necesarios y conducentes a la consecución de los fines específicos de la entidad”.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados