Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente

SALUD

Alarma en Europa: más de la mitad de su población adulta con sobrepeso

La exceso de peso ya es un problema global que no se detiene.

El dato no es menor, porque si bien este problema se extiende a casi todos los continentes, cada vez más se acelera la cuestión alimenticia que a su vez deviene en más enfermedades en la población. Hoy, cualquier persona con sobrepeso u obesidad tiene más riesgo de desarrollar tumores, enfermedades cardiovasculares e incluso demencias.

En ese contexto, cada vez son más los europeos que luchan contra el exceso de peso. Para tomar conciencia del escenario actual, el Instituto Superior de Sanidad (ISS) de Italia, informó que más del 50% de la población adulta del continente tiene sobrepeso, a la cual se añade un 20% de obesos. Estos guarismos se replican en otros países del «viejo continente».

Esta tendencia alcista a nivel mundial, deja en claro cómo la obesidad afecta a 650 millones de personas en todo el mundo, una cifra que se triplicó desde 1975 hasta hoy. Asimismo, 1,9 mil millones son los habitantes del planeta con sobrepeso. La mayoría de ellos ubicados en los países en desarrollo y las comunidades rurales.

El informe Osservasalute aporta más datos, como que en 2017 más de un tercio de la población de 18 años años y más (35,4%) tiene sobrepeso, mientras que un poco más de una cada diez es obesa (10,5%). Entre los niños también es grave el escenario: el exceso de peso es del 24,2%. Por fuera del continente, Estado Unidos es el país insignia de una tendencia atroz: allí no sólo los adultos, sino que los niños y adolescentes tienen muy altas tasas de sobrepeso y obesidad.

Ultraprocesados, otro problema

La cuestión de la alimentación es determinante para el futuro de la humanidad. Hoy, literalmente, el consumo regular de alimentos ultraprocesados es causal de un mayor riesgo de desarrollar depresión clínica en el futuro, según determina un estudio realizado por un equipo científico español que se suma a la oleada de advertencias sobre estos alimentos.

De acuerdo al Centro de Investigación Biomédica en Red de Fisiopatología de la Obesidad y Nutrición (Ciberobn), cuyos resultados fueron publicados en la revista European Journal of Nutrition, en total se realizó un seguimiento de 14.000 voluntarios durante un máximo de 16 años, tiempo suficiente para abordar conclusiones alarmantes.

Por ejemplo, según cita la agencia EFE, “se ha comprobado que los consumidores de alimentos ultraprocesados tenían hasta un 33 por ciento más riesgo de sufrir depresión que los que tenían un consumo mínimo o nulo e incluso mayor en personas con niveles bajos de actividad física”. Así, el combo de las consecuencias por estos productos se agranda: obesidad, derivaciones de la obesidad y cuadros depresivos.

Estudios previos ya habían encontrado que este tipo de alimentos aumentaban el riesgo de hipertensión y obesidad, condiciones que comparten mecanismos y factores de riesgo con la depresión”, destaca la investigadora del Ciberobn, Clara Gómez Donoso. “Este hallazgo contribuye a la evidencia científica creciente sobre los graves efectos perjudiciales que tienen este tipo de alimentos”, añadió.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados