Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente

MUNDO

Assange rechazó ser extraditado a los Estados Unidos

El fundador de WikiLeaks teme tener que enfrentar cargos más graves.

Julian Assange volvió a reiterar este jueves frente a la Justicia británica su oposición a ser extraditado a los Estados Unidos. Y es que el fundador de WikiLeaks teme tener que enfrentar cargos todavía más graves que la «piratería informática» que se le imputa, que de por sí es pasible de cinco años de prisión.

El australiano participó virtualmente por medio de una videoconferencia desde la cárcel de Belmarsh. Antes que eso, ya había comparecido frente a un tribunal que lo condenó a 50 semanas de prisión en el Reino Unido por violación de su libertad condicional, ya que en el 2012 se refugió en la embajada de Ecuador en Londres.

A sus 47 años, Assange está recluído en ese centro de alta seguridad en el suroeste de la capital británica desde el 11 de abril pasado, cuando fue detenido por la Policía británica en la sede ecuatoriana luego de que este país americano le retirara el asilo diplomático que le había otorgado casi siete años antes.

El activista se había refugiado en ese lugar en junio del 2012 para escapar en primera instancia a una extradición a Suecia por acusaciones de agresión sexual. Sin embargo, cuando fueron archivadas años más tarde igualmente se quedó allí por temor a que lo entregasen a la Justicia del país norteamericano.

«No quiero someterme a una extradición por un trabajo de periodismo que ganó numerosas recompensas y protegió a mucha gente», afirmó Assange ante el tribunal. WikiLeaks se hizo famosa en el 2010 cuando difundió miles de documentos diplomáticos y militares secretos que complicaron a Estados Unidos a nivel nacional e internacional.

Poco tiempo después se repitieron las críticas y hasta algunos diarios reconocidos rechazaron la difusión de los telegramas del departamento de Estado del país norteamericano en bruto porque podían «poner en peligro a algunas fuentes». Mientras que ahora Estados Unidos dice querer juzgarlo solo por «piratería informática».

Tanto es así, que Ben Brandon, representante de la Justicia estadounidense, ratificó que ese cargo es pasible de un máximo de cinco años de prisión. Aunque se especula que se le pueden agregar delitos más graves como divulgación de secretos o traición, y corra el riesgo de ser condenado a cadena perpetua o incluso a la muerte.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados