Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Sarampión
Se detectaron 160 casos desde agosto de 2019.

MUNDO

El sarampión ya cruzó el Atlántico: crecen los casos en Europa

La resistencia a vacunarse trae consecuencias inmediatas y peligrosas.

El sarampión no para de avanzar porque luego de diseminarse por todo Estados Unidos potenciado por la resistencia a vacunarse, ahora cruzó el Atlántico para recaer en Europa, donde ya se registran varios casos tras el récord en territorio estadounidense, puntualmente en la ciudad de Nueva York.   

Los especialistas advierten que la tendencia a rechazar la vacunación es cada vez más peligrosa porque las consecuencias no sólo recaen para quien no quiere vacunarse, sino también para el entorno inmediato y así sucesivamente. Según el Centro Europeo para el Control de las Enfermedades (ECDC), desde 1 de enero de 2016 al 31 de marzo de 2019 se registraron 44.074 casos en la Unión Europea, con un promedio en el último año de 1 millón de personas afectadas.

Italia es uno de los países con más casos, donde en los primeros 4 meses de este año se confirmaron 864 casos, 300 de ellos en abril. Hasta el momento, las autoridades sanitarias no dejan de recordar que el problema más importante continúa siendo la baja cobertura de vacunas: en 2017 solo cuatro naciones habían alcanzado el umbral del 95%.

En tanto, ya se alcanzaron los 4,5 millones de niños y jóvenes no vacunados contra el sarampión en la Unión Europea, entre 1999 y 2019. Además, la franja etaria más perjudicada por el sarampión en Europa en 2018-2019 se da entre los 3 y los 31 años, mientras que en 2009 se verificaba entre los 2 y los 18 años.

Entre 2016 y 2019, el 35% de los contagiados fueron los jóvenes de 20 años, mientras que entre los recién nacidos los casos crecieron continuamente. Los contagios se difunden de un país a otro dentro del continente europeo, ya que casi la mitad de todos los casos se da por un contagio en un país miembro. Luego, con la baja tasa de vacunación, los casos se propagan rápidamente.

El escenario no es alentador, porque mientras crezca el rechazo a vacunarse, las lagunas inmunitarias serán una amenaza para la salud a nivel transfronterizo en toda la Unión Europea hasta cruzar los océanos a otros continentes. Vale recordar que en los últimos 10 años se registraron 144.000 casos en Europa, y sucesivas epidemias que cruzaron a otros países.

Una de las más importantes fue la de 2010, cuando en Bulgaria se registraron más de 22 mil casos, Francia (19.985), Italia (8.161), Rumania (4.352) y España (3.816). Luego, entre 2012 y 2016 el número de casos bajó hasta que en 2017 y 2018 se dispararon los casos positivos. Y durante este 2019, ya hay confirmado 3.841 casos de sarampión.

Estados Unidos

En América del Norte, Estados Unidos ya registró casi mil casos de sarampión este año, la cifra más elevada en el último cuarto de siglo. La mayoría de los registros se dieron en la ciudad de Nueva York, aunque la epidemia se extendió a 26 Estados.

De acuerdo a los últimos informes hay un factor determinante y llamativo: la principal causa del avance de esta enfermedad es la desinformación que lleva a miles de estadounidenses a no vacunarse. Pese a la campaña del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades donde aseguran por todos los medios que la vacuna es la única y más efectiva herramienta para limitar la difusión del virus, la gente descree y no se somete a la prevención.

Aún así, las autoridades recuerdan que el sarampión es una enfermedad muy contagiosa y puede ser mortal según la gravedad del caso. También puede causar pérdida de la audición, ceguera e inhabilidades intelectuales. Pero no sólo afecta a quien no está vacunado: el problema reside que quien no se vacuna, es un foto de contagio para todo su entorno, y así sucesivamente.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados