Conecta con nosotros

Hi, what are you looking for?

El Intransigente
Imagen tomada de Twitter oficial de Lula Da Silva

MUNDO

¿Lula Libre? Una nueva sentencia podría darle una salida «vigilada» al ex presidente

Lula se encuentra encarcelado en Curitiba por corrupción y lavado de dinero.

Lula Da Silva se encuentra cumpliendo una condena desde abril por el crimen cometido en el famoso caso de “Lava Jato”. Pero, un dictamen del Ministerio Público Federal (MPF) emitido este miércoles le daría la posibilidad de cumplir un régimen semiabierto, incluso podría salir durante el día.

La subprocuradora Áurea Lustosa Pierre fue la encargada de emitir el dictamen al Alto Tribunal. Esta medida le permitiría salir de la Superintendencia de la Policía Federal en Curitiba durante el día para, por ejemplo, salir a trabajar. Lula se encuentra encarcelado desde el 7 de abril de este año por corrupción y lavado de dinero.

El documento señala que el líder del Partido de los Trabajadores (PT) se le permitiría cumplir su condena en un estado de libertad vigilada. Si esta decisión es aprobada por el Tribunal Supremo de Justicia, Lula podría pasar el día fuera de la cárcel. Inclusive, pasaría las noches y los fines de semana en su domicilio bajo custodia.

El expresidente de Brasil fue condenado en enero del 2018 a 12 años y un mes de cárcel. En una primera instancia, en julio de 2017, la sentencia había sido de nueve años y seis meses. Sin embargo, el Tribunal de Justicia (STJ) le redujo la condena a ocho años y diez meses en abril pasado. Los abogados de Lula alegaron que se había omitido la progresión de grado y que, de hecho, la pena de Lula tras la reducción debería ser de siete años y nueve meses.

 “El resultado esperado por la defensa del expresidente para este o cualquier otro recurso es su absolución porque es el único resultado compatible para quien no ha cometido ningún delito”, se refirió a esta decisión Cristiano Zanin Martins, abogado de Lula, en un comunicado de prensa. De cualquier forma, aún deberán esperar la decisión de la justicia brasileña.

El encargado de la acusación de Lula fue el juez Sergio Moro, ahora ministro de Justicia y Seguridad Pública de la administración de Jair Bolsonaro. En el 2017, Moro comprobó que el ex mandatario nacional había recibido un departamento como parte de pago, por haber beneficiado a la constructora OAS.

La decisión se debe a que el líder del PT ya cumplió una sexta parte de la pena siendo este el tiempo determinado para poder aplicar al régimen semiabierto. Pese a esta nueva posibilidad de alcanzar una cierta libertad, Lula acumula un total de ocho procesos penales. En febrero pasado fue nuevamente condenado a 12 años y 11 meses por corrupción. Si se confirma esta segunda pena, el ex presidente tendría que permanecer encarcelado en Curitiba.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados