Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Turismo

SOCIEDAD

El rechazo al paro de los pilotos unió a los empresarios

Los hombres de negocios se agruparon con el objetivo de ganar lugar en la opinión pública y dejar el silencio,

Un grupo de empresarios, el mayor de Argentina, comenzó a organizarse y dejaron atrás el silencio que los caracterizaba. El primer paso llegó con la huelga del 29 de mayo, ante la cual expusieron su rechazo bajo el hashtag #YoNoParo. Armados con las redes sociales, los empresarios ya crearon un grupo de Whatsapp, «Nuestra Voz», con 260 miembros y se asociaron con la entidad IDEA, junto con la cual le hacen frente a las medidas de fuerza de los políticos y aeronavegantes.

«Rechazo total a las medidas abusivas del Sindicato Pilotos y Cabina que toman a la sociedad como rehén, conspiran contra el desarrollo del país y la creación de empleo», expresaron por medio de Twitter en referencia al cese de actividades que el pasado viernes afectó a más de mil pasajeros. El mensaje llegó junto con los hashtags #CrecerEsLaSalida #EmpleoArgentino y #NoMasMedidasAbusivas.

Dentro del grupo de empresarios que respaldaron este reclamo se encuentran Martín Migoya, Néstor Nocetti y Guibert Englebienne de Globant; Marcos Galperín de Mercado Libre; Juan Pablo Lafosse de Al Mundo; Alberto Arizu de Luigi Bosca; Susana Balbo de Susana Balbo Wines; Juan Collado de Celulosa Argentina; Darío Werthein del grupo Werthein; Martín Cabrales de Café Cabrales; Javier Goñi, CEO de Ledesma; y Roberto Murchinson de la empresa naviera y portuaria Murchinson.

A estos empresarios se les sumaron entidades tales como el Consejo Empresario Mendocino y el Instituto para el Desarrollo Empresarial (IDEA). La iniciativa data de hace un tiempo aunque se concretó después de las últimas medidas. Los empresarios se unieron bajo un compartido modo de ver a la Argentina que se viene o la que esperan que se venga.

Con el objetivo de dejar atrás la época de los diagnósticos y pasar a los resultados concretos, los primero en iniciar esta agrupación fueron el Grupo Argentina Mayor (GAM),que agrupa a los hijos de las familias empresarias más importantes, y Endeavor, la principal usina de emprendedores del país. Estos dos conglomerados se reunían por separado una vez al año en el hotel LLao Llao hasta que el empresario Eduardo Elsztain los unió.

Desde este espacio comenzó a circular la idea de cambiar su postura pasiva y, como una de las primeras iniciativas, surgió la norma que le dio forma al debate presidencial de las elecciones pasadas, además del inicio de una serie de estudios en materia educativa. Así, comenzaron a buscar un espacio en la opinión pública, diferenciándose de aquellos señalados en las causas de corrupción. «Los empresarios que están cuestionados por las causas son una minoria, no puede ser que siempre nos identifiquen con ellos», se quejó, en su momento, un importante hombre de negocios.

El pasado domingo por el grupo de los empresarios ya se conversaba sobre la posibilidad de tomar una postura en torno al conflicto con los aeronavegantes. Finalmente, el detonador fue una entrevista a la CEO de Latam Argentina, Rosario Altgelt, que impulsó a confeccionar un texto con un mensaje claro que se difundiría en las redes sociales.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados