Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente

MUNDO

En América Latina el hambre sigue causando estragos, según datos de la ONU

!-- nota movil abajo titulo reponsive -->

Las cifras en Venezuela se multiplicaron cuatro veces con respecto a los datos de hace cuatro años.

En un informe realizado por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), la crisis alimentaria en Latinoamérica y el Caribe afectó el año pasado a 42,5 millones de personas. El país más golpeado, de acuerdo a este reporte revelado este lunes, es Venezuela, nación que se encuentra en una aguda situación económica y humanitaria.

«En América Latina y el Caribe, las tasas de subalimentación han aumentado en los últimos años, en gran parte como consecuencia de la situación en América del Sur, donde el porcentaje de personas con hambre aumentó del 4,6% en 2013 al 5,5% en 2018», señala el comunicado la FAO. El informe, también realizado junto a otras dependencias de la ONU, destaca que las tasas de subalimentación en Sudamérica influyeron en estas últimas cifras.

A pesar de que este índice sigue siendo liderado por África, el reporte causa un fuerte llamado de atención a los gobiernos latinoamericanos, y en especial de América del Sur. Los números de esta región se vieron afectados por la profunda crisis económica en la que se encuentra inmersa Venezuela. Ya el Fondo Monetario Internacional (FMI) dijo que la hiperinflación en este país petrolero podría cerrar el 2019 en un 10.000.000%: una cifra insólita.

«Durante los primeros 15 años de este siglo, América Latina y el Caribe redujo la subalimentación a la mitad. Pero desde 2014 el hambre ha ido aumentando», alertó Julio Berdegué, representante regional de la FAO. Con respecto a este apartado, en Venezuela la cifra se multiplicó casi cuatro veces pasando de 6,4% en 2012-2014 a 21,2% en 2016-2018.

En Centroamérica y el Caribe los números de las personas afectadas por el hambre tampoco son alentadores: 6,81% y 18,4%, respectivamente. De acuerdo a lo revelado por la FAO, con estas cifras «tenemos que rescatar, en promedio, a más de 3,5 millones de personas del hambre cada año desde ahora hasta 2030 si queremos alcanzar la meta de hambre cero del Objetivo de Desarrollo Sostenible«, destacó Berdegué.

No obstante, la tasa de subalimentación más baja del continente sigue siendo la de América del Sur: 5,5%. La ONU destaca que el aumento del hambre en Latinoamérica se ha visto alterado en estos últimos años, debido a la caída de los precios en los productos básicos, los cuales son necesarios para incentivar el aumento del Producto Interior Bruto (PBI).

Con respecto a la caída de este factor económico, más el aumento del desempleo en la mayoría de los países sudamericanos han generado que la calidad de vida decaiga. El retroceso en el ingreso monetario en los hogares ha incentivado a que el hambre siga haciendo estragos en este continente. Igualmente, estas cifras representan que la lucha contra la pobreza todavía es una batalla que está lejos de ser ganada. «El número de personas pobres aumentó de 166 millones a 175 millones entre 2013 y 2015, aumentando de 28,1% al 29,2% de la población», destaca el informe de la FAO.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados