Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente

DEPORTES

El Inter conquistó Milán en el derbi más picante de Italia

El cuadro nerazzurro fue superior de inicio a fin en el San Siro.

Italia se paralizó en la jornada sabatina de la Serie A TIM. Cerca de la estatua de la Madonnina, que representa a la Asunción en la Catedral más grande del país, se midieron los dos equipos más emblemáticos del torneo local: Milan e Inter. En un derbi que tuvo de todo. Emociones, goles, intervención de la tecnología y mucho fútbol. Finalmente, los nerazzurros terminaron llevándose un triunfo de 2-0.

El primer tiempo arrancó de la manera en la que se esperaba en la previa. El Inter apretando desde el fondo y con la posesión de la pelota, ante un Milan desdibujado, que intentó aguantar lo más que pudo. Pese a eso, a nivel de intervenciones y jugadas de peligro, no estuvieron tan distanciados. Aunque los de Conte dieron el primer aviso, luego de una pelota que pegó en el palo por parte de Danilo D’Ambrosio.

Los rossoneros, que salieron con más corazón que fútbol, lograron responder cuando el cronómetro marcaba los primeros 30 minutos. Allí, Suso, que fue el más revulsivo para los de Giampaolo, recuperó un balón desde el costado y tomó rumbo hacia el arco. Pero cuando ya había penetrado toda la defensa y tenía a dos compañeros mejor posicionados, decidió hacer la individual y falló.

El cuadro milanista luego tuvo una en la que logró colar el balón a las redes, pero no sirvió de mucho. El árbitro principal no dudó en invalidarla. ¿La razón? Vio una mano clara de Franck Kessié, quien se metió al área y un rebote inofortuno, el balón le cayó en el antebrazo. Pese a no ser intencional, el juez se inclinó por su decisión y la mantuvo hasta el final.

El Inter también tuvo dos goles que no fueron cantados por el VAR. Ambos en el final del primer tiempo. Sin embargo, las cosas empezaron a calentarse para el complemento, cuando llegó la primera anotación oficial. En una jugada en la que Macerlo Brozovic perforó la portería. En primera instancia fue anulado, pero luego de varios minutos de revisión con la tecnología asistida, fue asignado.

Marco Giampaolo, siempre intrépido y audaz, tiró la vista hacia el banquillo. Hizo ingresar a Lucas Paquettá y a Ante Rebic. El conjunto del «Diavolo» se fue encima al ataque, pero nunca pudo concretar nada. De hecho, en una jugada de contraataque, Romelu Lukaku anotó de cabeza el segundo del cuadro nerazzurro y sentenció el encuentro.

Con este resultado, el Inter se ratificó como el líder absoluto de la Serie A italiana, alcanzando los 12 puntos en cuatro partidos jugados. Es decir, récord perfecto hasta ahora. El Milan, por su parte, se complicó más y se quedó en la novena casilla con solo seis sumados en la misma cantidad de partidos.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados