Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente

BOCA JUNIORS

“En los entrenamientos Schiavi y Burdisso te pegaban y había que…”

Franco Cangele, exjugador de Boca, reveló cómo eran los entrenamientos de aquel equipo que conquistó América.

A principios de siglo, Boca ejerció un dominio absoluto en América. Fue campeón de la Copa Libertadores en la edición del 2000, 2001 y 2003, siendo subcampeón en la Libertadores 2004 cuando sorpresivamente cayó ante el humilde Once Caldas de Colombia y conquistó la Intercontinental 2000 y la 2003.

El responsable de todos estos logros fue Carlos Bianchi quien comandó al equipo en esa época. Franco Cangele tuvo sus inicios en ese equipo y contó cómo fue su adaptación a ese plantel plagado de leyendas. “Me acuerdo que vi a Román (Riquelme), lo saludé y me llamó por mi nombre. Se me puso la piel de gallina. Estaban todos los jugadores que venían de ser campeones del mundo y no podía creerlo. Córdoba, Chicho Serna… También Carlitos (Tevez), que era categoría 84 como yo. Cuando empecé a entrenarme ahí vi más de cerca la Primera”, manifestó.

Por otro lado, Cangele rememoró como era su relación con Carlos Bianchi. “No recuerdo qué me dijo en el primer entrenamiento. Después sí me hablaba y ya me cagaba a pedos, ja. Él decía que no le gustaba que un jugador tuviera un gran auto sin antes comprar la casa. Eso me quedó y lo hice”, aseguró en diálogo con Infobae.

Cangele también rememoró su relación con los referentes de ese plantel. “También me acuerdo que un día entré al vestuario y (Diego) Cagna me dice ‘nene, ¿vos no sabés decir buen día?’. Claro, yo entraba, agachaba la cabeza, iba a mi lugar y me cambiaba. Desde que el Flaco me dijo eso empecé a decir todos los días ‘buen día’, no importaba si me respondían o no”, afirmó.

“En los entrenamientos te pegaban Schiavi y Burdisso y había que agachar la cabeza y seguir.”, aseguró. “A Schiavi le tiraba caños y no le gustaba. Bah, en realidad después lo cargaban y por eso me buscaba para reventarme. Igual siempre fue buena onda el Flaco. Pasa que yo tiraba caños porque mi juego era así”, sostuvo.

Cangele también reveló como era su relación con los más talentosos del plantel. “Miraba mucho a Román, Guille (Barros Schelotto) me gustaba mucho y el Chelo Delgado con sus tres dedos. Sacaba algo de cada uno. Guille en el área era bicho, tenía esa gambeta que no se la veía a muchos. Era bicho para tirarse, aunque creo que ahora con el VAR no podría fabricar tantos penales. En ese tiempo marcaba mucha diferencia”, resaltó.

Por último, habló de Carlos Tevez con quien compartió cancha en las inferiores. “Yo me probé en el 99 y todos ya hablaban de él. Me sorprendió su físico. Yo terminé siendo más alto, pero a los 15 él era imponente, tenía lomo. Era petisón pero morrudo y, cuando lo veías jugar, no le podían sacar la pelota. Gambeteaba a cuatro o cinco y metía el gol. Era fácil darte cuenta de que iba a llegar”, concluyó  Franco Cangele.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados