Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente

ESPECTÁCULO

Fuertísima confesión de Mariana Nannis: "Para que mis hijos no vieran…”

La mediática reveló cómo ocultaba lo que pasaba con su marido.

Semanas atrás, Mariana Nannis desató un verdadero escándalo con sus fuertes revelaciones en el programa de Susana Giménez. Luego de negar durante meses el fin de su relación con Claudio Paul Caniggia, la blonda terminó por confirmar el divorcio. ¡Pero eso no fue todo! la mediática aseguró que sufrió violencia de género por parte de su exesposo y causó una polémica que aún perdura en la agenda.

Ayer, el exfutbolista se comunicó con Tomás Dente para el ciclo Nosotros a la Mañana y negó, una vez más, las versiones de su exmujer. “Sobre el tema de violencia de género, lo respeto muchísimo. Es más lo descalifico totalmente porque sé que hay mucha sensibilidad social sobre este tema y es un tema delicado. No se puede acusar a nadie, hay que tener evidencias, un historial clínico…”, expresó.

Sus declaraciones reavivaron las llamas de la batalla y Mariana decidió dar más detalles de su dura vivencia. Según su testimonio, en diálogo con la revista Caras, los golpes eran parte de su vida cotidiana, situación que era conocida por sus amigas. «Todas las que me vieron en Marbella y acá, porque me veían de repente un moretón en la mano o uno en el brazo», reveló.

Más tarde explicó cómo ocultaba las marcas en su piel a sus tres hijos, (Axel, Alexander y Charlotte). «Si yo tenía un moretón en el brazo me ponía algo para que ellos no lo vieran”, explicó la mamá de los protagonistas de Caniggia Libre, el reality show que sale por MTV. “Si era invierno, me tapaba con algo de ropa», concluyó.

Recordemo que Nannis, en el living de Giménez, aseguró que se enfrentó a numerosas situaciones horribles. “No siempre es agresión física: también es agresión verbal, con insultos. Un desastre. De repente me decía: ‘Mirá lo que parecés… Parecés una vieja anciana’. Yo no parezco una vieja anciana. Soy una buena mujer que protege a su familia, no se droga, respeta y no pone cuernos”, manifestó.

“Algo que no se encuentra ahora. Soy una gran mujer y, si él dice que no lo soy, bueno, lo lamento, perdí 30 años de mi vida cuidando a un hombre”, completó muy indignada. Luego recordó un episodio violento en que su ex llegó muy tarde a la casa. “Cuando le dije del horario y le pregunté por qué llegaba a esa hora, si se había ido a las 9 de la noche, se puso como loco”, relató.

“Le señalé que yo no había venido a la Argentina para ver cómo salía y yo me quedaba como una imbécil. ‘Para ver esto me voy a Marbella’, le dije”, recordó. “Estaba sacado, le pegaba a las paredes, y me decía que no soy nadie. Entonces me fui a la habitación, empecé a mirar una revista, él se me puso al lado, le pegó una trompada a la revista, me empezó a tirar trompeadas a la cara”, siguió.

“Me decía: ‘Hija de puta, te voy a matar’. Me levanté como pude, toda golpeada, y me fui al living. Mientras, él me gritaba: ‘Callate, hija de puta’”, aseguró. “Le dije que iba a llamar a la policía, pero me contestó que ni se me ocurra y me dijo ‘soy amigo de Angelici, soy amigo del Presidente, duro dos minutos en la cárcel, pero cuando salga de la cárcel tu cabeza va a rodar”, cerró muy angustiada.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados