Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente

DEPORTES

La Selección Argentina de básquet volvió al país tras su gran actuación en el Mundial

El equipo que dirige tácticamente Sergio Hernández arribó en Ezeiza durante la mañana.

El pasado domingo, la Selección Argentina de básquet masculino se convirtió en el subcampeón del Mundial FIBA 2019. El elenco que comanda Sergio Hernández perdió ante España en la final para quedarse con la medalla de plata. En el torneo, que tuvo lugar en China, el combinado albiceleste sorprendió a propios y extraños mostrando un nivel superlativo en la competencia. Dos días después del compromiso, la delegación arribó a Buenos Aires.

Después de la hazaña, algunos de los intérpretes de Argentina volvieron a nuestro país, donde fueron recibidos por una gran cifra de aficionados. El equipo llegó al Aeropuerto Internacional Ministro Pistarini, alrededor de las seis de la mañana. Hernández, entrenador del elenco nacional, arribó en Ezeiza acompañado del presidente de la Confederación Argentina de Basquetball, de su cuerpo técnico y de los jugadores Marcos Delía, Agustín Cáffaro, Tayavek Gallizzi, Máximo Fjellerup y Lucio Redivo.

Los jugadores restantes decidieron quedarse en Europa, teniendo en cuenta que gran parte del plantel de la Selección juega en clubes de España, donde forman parte de la Liga ACB. Ellos son: Nicolás Laprovittola, Facundo Campazzo, Nicolás Brussino, Patricio Garino, Gabriel Deck y Luca Vildoza. En tanto, Luis Scola, capitán del cuadro albiceleste, permanece en China, donde definirá su futuro en la disciplina.

Ni bien llegó a Argentina, el timonel del subcampeón del mundo dialogó con los medios presentes. «Para estar acá a las siete, algunos tuvieron que salir a las cuatro de sus casas. Gracias a todos. Las sensaciones son las mejores. Había dos torneos en uno. El hecho de estar, paralelamente buscando otros resultados para clasificar a los Juegos Olímpicos 2020 de Tokio, fue muy desgastante en el día a día. Cuando entramos, ya nos tranquilizamos un poco. Fue un festejo casi igual que cuando nos metimos en la final del Mundial. Y por dentro decís, ‘ya está’. Pero siempre querés más», dijo el protagonista en primera instancia.

«Nunca me imagino las cosas demasiado. Si repasan mis notas, no vivo de expectativas ni de sueños. Soy bastante aburrido para eso. No tengo esas respuestas que disparan títulos. Pero vi a una camada con mucha química, que cada vez jugaba mejor. Es la camada que nos ayudó a clasificar a Río 2016, que nos clasificó en Río 2016. Por eso la confianza», agregó después el técnico de 55 años.

Por otro lado, Sergio se refirió a la posibilidad de que Luis Scola sea parte del plantel de los Juegos Olímpicos 2020. «Luis es igual que Ginóbili, son los más difíciles. No te dicen nada, pero falta mucho aún. No me confirmó nada, aunque mi sensación es que va a estar. Y si yo soy el entrenador en los JJOO, lo voy a obligar a estar», aseguró.

Para finalizar, Hernández reconoció públicamente que el experimentado ala-pívot de la Selección preveía un rendimiento similar al que tuvo Argentina en la Copa del Mundo. «Scola ya me había anticipado, en la intimidad, hace como un año, que teníamos que empezar a hablar de ‘semifinales’. Porque estábamos para cuartos con este equipo. Pero llegamos a la final. Luis es uno de los más grandes líderes de la historia del deporte argentino. No digo que sea el mejor porque debe haber un montón, pero él fue el primero que vio esto. Tal vez no lo vio tanto, pero nos llevó a creer y a jugar con una ilusión mucho mayor, sacar fuerza de donde no la tenés», resaltó.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados