Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente

SOCIEDAD

Nahir Galarza publica fotos en Facebook desde la cárcel

La joven habría realizado cuatro posteos en Facebook.

La joven Nahir Galarza reactivó una cuenta de Facebook y publicó algunas fotografías que muestran cómo transita su condena perpetua desde la Unidad Penal 6 Concepción Arenal, de Paraná. La joven entrerriana fue encontrada culpable por el asesinato de Fernando Pastorizzo ocurrido en diciembre del año 2017.

«Creen saber lo que nos pasó porque conocen nuestra condena (social) pero no nuestra historia. Hablar van a hablar igual…», escribió la joven en su muro de facebook, con una foto en la que posa junto a una compañera, a la que identificó como «SL». En otra de los posteos, Nahir escribió: «Mi hermana de otra vidaaaa (y cuatro corazones)», con una foto en la que SL gesticula como si estuviera empuñando un arma.

En un tercer mensaje, Nahir Galarza posteó: «Cumpliendo la maldita condena», acompañado del emoji de la carita sonriente con la aureola de ángel. Tanto este como las otras publicaciones que realizó la joven entrerriana recibió decenas de comentarios negativos. Además, los posteos de Galarza llamaron la atención porque las personas que se encuentran en ese pabellón no tienen acceso a teléfonos celulares.

Tras esta seguidilla de publicaciones, Infobae comunicó que las autoridades de la Unidad Penal 6 Concepción Arenal, de Paraná, realizó una requisa por la tenencia de celulares. La entrerriana, de 20 años, fue enviada a un calabozo como castigo, según señaló el sitio. Ante esta situación, el abogado de la joven presentó una queja porque otras reclusas también suben fotos a las redes y no son castigadas.

De acuerdo al sitio elonce, «SL» fue identificada como Yanina Lescano, que se encuentra imputada por la muerte de su hijastra, Nahiara Luján Cristo, de dos años. La bebé habría fallecido como consecuencia de los malos tratos a los que fue sometida. Según el sitio El Día, Lescano cumplía prisión domiciliaria con tobillera electrónica, pero violó la medida y estará en el penal hasta tanto encuentre otro domicilio.

Un 29 de diciembre de 2017, Nahir Galarza se encontraba con su pareja Fernando Pastorizzo. Antes de salir de su domicilio, la joven, de 19 años, en ese entonces, tomó el arma 9 milímetros que su papá, Marcelo Galarza, policía, dejaba arriba de la heladera. Se subió a la moto con Fernando y partieron. En medio del viaje, Nahir obligó a desviarse a Pastorizzo y le asestó un disparo. Tras caer al suelo, Galarza le remató con un segundo tiro.

En un comienzo, Nahir Galarza no era sospechosa, pero, al prestar testimonial, comenzó a contradecirse. En una segunda declaración, la joven admitió el crimen. Sin embargo, ella expresó que se trató de disparos «accidentales», mientras ambos circulaban en la moto. En sus declaraciones posteriores, la joven intentó involucrar cuestiones de género en la relación. Los peritos desestimaron que los tiros se hayan producido de manera accidental. El tribunal, en tanto, descartó el atenuante de violencia de género que intentó instalar para bajar la condena.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados