Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente

ESPECTÁCULO

«¡No me compares con ella! ¡Porque yo…!» ¡Yanina Latorre la pasó realmente muy mal!

¡La panelista no esperaba que le dijeran algo tan fuerte en la cara!

El mundo del espectáculo puede ser realmente muy cruel, algo que comprobaron, en carne propia, infinidad de celebridades que se dieron cuenta que, desde el momento que accedieron a la máxima popularidad, habían perdido parte de su privacidad porque los periodistas los seguían a sol y a sombra; por supuesto, participar en el Bailando por un sueño potencia la falta de intimidad porque el programa de Marcelo Tinelli garantiza máxima exposición las 24 horas del día y eso puede generar graves problemas.

Ahora, a quien le toca comprobarlo en carne propia es a la escultural Luciana Salazar: la imponente diosa es una de las grandes figuras del certamen pero, desde que comenzó a subir comentarios políticos en su cuenta de Twitter, todo el mundo está hablando de ella; por ese motivo, Marcelo Polino se permitió compararla con Yanina Latorre, otra mujer de fuerte personalidad que usa sus redes sociales con gran maestría, y la mujer de Diego se enojo muchísimo al aire.

«Sí, puede tener la re data, pero no sabe explicarla. Ella lo que hace es un copy paste (copiar y pegar). ¿Y eso que tiene? Porque si no ¿cómo es? ¿Le baja un fuego sagrado y escribe?», lanzó la panelista de Ángel de Brito con ironía. Por supuesto, el periodista intentó defender a su amiga. «Bueno le llegan informaciones todo el tiempo, y después la da, como vos», le explicó su jefe pero esto no convenció a la combativa mujer que siguió con su razonamiento.

«No, yo desde mi ‘yaninforma’ explico lo que pongo, ¡No me compares con ella! Porque yo explico, y lo mismo hacen todos los que se dedican al periodismo político como Wiñazki o Duffard. Ellos escriben cosas, pero después explican. Luli cuando Marcelo le pregunta dice ‘oh, oh, oh’», cerró Yanina en medio de las carcajadas de Polino y Amalia Granata que no podían creer lo que estaban escuchando al aire.

Por si esto no fuera suficiente, Latorre también tuvo un durísimo cruce con Jorge Rial. Todo comenzó cuando el conductor de Intrusos acusó al marido de la frontal rubia de haber sido quien filtró los rumores sobre el supuesto romance entre Marcelo Gallardo, técnico de River, y Alina Moine, modelo y periodista deportiva. «Según me dicen, el carpetazo a vendría por el lado de un exjugador de Boca, hoy en otras actividades, despechado porque durante años anduvo atrás de esta periodista. Además, este exjugador de Boca sabía de una relación que su compañero, el tipo que tenía al lado, mantenía con Alina y, sin embargo le tiraba los perros”, arrancó el conductor.

«Este exjugador de Boca, de él hablamos hace dos días, parece que cansado de que lo rebotara, dijo ‘le voy a tirar un carpetazo’. Esto es lo que se dice. Y con esto intentaban destruir a ‘la torre’ que armó River alrededor de Gallardo. El carpetazo vino por el lado de la mujer de él… Él está casado y ayer hablamos acá de él. Todo esto fue armado», agregó el periodista y luego fue todavía más específico en sus acusaciones al aire, ante el silencio de sus compañeros.

«Acá no hay foto ni prueba contundente. Pero lo que digo es que el carpetazo lo entrega un exjugador de Boca, que se lo entrega a un familiar suyo que labura en televisión», finalizó su monólogo Jorge. Un cibernauta le mencionó el tema la panelista en Twitter: «Me parece que el nefasto de Rial te involucró en el tema de Gallardo» (sic). Obviamente, ella no tardó en responder: «¡Le molestan mis primicias! Tengo otra que lo tiene de protagonista» (sic).

Posteriormente, otra persona volvió a consultar a Yanina: «¿Es verdad lo que dice Rial de tu marido, que te dio la noticia para que la divulgues?” (sic). «Mi marido no soporta que yo hable de la gente del fútbol, se enoja. Pero como siempre, yo hago lo que quiero, ja, ja, ja» (sic), respondió la mamá de Lola, tomándose todo el asunto por el lado del humor.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados