Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente

POLÍTICA

Bullrich, sobre los incidentes frente a la Embajada de Chile: «Fue la Izquierda, la CTA y la CTEP»

!-- nota movil abajo titulo reponsive -->

La ministra de Seguridad aseguró que hay «una insurrección cuasi terrorista» en el país trasandino que busca «voltear al Gobierno».

banner

La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, responsabilizó a «la Izquierda, la CTA (Central de Trabajadores Argentina) y la CTEP (Confederación de Trabajadores de la Economía Popular)» por los incidentes ocurridos ayer, frente a la Embajada de Chile. Por su parte, afirmó que hay «una insurrección cuasi terrorista» en el país trasandino.

La violencia que se vive en el territorio presidido por Sebastián Piñera tuvo una réplica en la ciudad de Buenos Aires. Como bien publicó El Intransigente, una movilización frente al Consulado de la nación limítrofe terminó con agresiones a trabajadores de medios de comunicación, corridas, represión policial, heridos y contenedores de basura incendiados.

«Siempre lo mismo: salen a la calle, rompen todo y después dicen que hay infiltrados. Fue la izquierda, la CTA y la CTEP. Siempre son unos santitos que están tranquilos y les aparecen unos infiltrados. ¡Déjense de molestar, somos grandes en la Argentina para creer eso a esta altura!», aseveró al funcionaria en diálogo con la emisora Radio Metro.

Asimismo, sostuvo que hay «discursos violentos y de apoyo a la violencia». Así, indicó que hubo un «tuit temerario» de la diputada Gabriela Cerruti y un respaldo del candidato presidencial Nicolás Del Caño. También se quejó de los dichos de Alberto Fernández, quien «comparó una democracia, como la de Chile, con un régimen dictatorial, como el de Venezuela».

Sobre la situación caótico que se desarrolla en el país que da al océano Pacífico, enfatizó que hay «una insurrección con carácter cuasi terrorista». «Lo que está pasando en Chile es un intento concreto de voltear a un Gobierno, no se explica el nivel de violencia si no», agregó y consideró que en «una rebelión como la que hubo, va a haber muertos, es inevitable».

«En ninguna democracia se puede aceptar el nivel de violencia y destrucción atrás de una protesta social. Es una protesta que termina rompiendo todo Chile. No es una protesta social, no jorobemos. Ninguna de las razones que puede haber de insatisfacción pueden plantear que incineren medio Chile. El descontento social no puede llevar a la violencia», concluyó.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados