Conecta con nosotros

Hi, what are you looking for?

El Intransigente
Miguel Ángel Pichetto
Miguel Ángel Pichetto en contra de la liberación de los presos.

POLÍTICA

Pichetto vaticinó que la unidad CGT-CTA "difícilmente dure en el tiempo"

El candidato a Vicepresidente de Juntos por el Cambio explicó también sus expresiones sobre «dinamitar la villa».

El senador y candidato a Vicepresidente de la Nación por el frente Juntos por el Cambio, Miguel Ángel Pichetto, se refirió en la noche de este jueves a la la unidad de las centrales sindicales y precisó que «está enmarcada en el proceso electoral» y por ello «difícilmente dure en el tiempo». Además, pidió «terminar con los gerentes de la pobreza«.

Según consideró el legislador nacional, la unificación de la Confederación General del Trabajo (CGT) y la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA), sellada este jueves con la presencia de los candidatos del Frente de Todos, responde al «proceso electoral» y por ello «difícilmente dure en el tiempo».

Para Pichetto esta decisión, tras el quiebre del año 1991, no puede separarse de «las visiones de la CTA» que «son más duras, con posiciones más confrontativas», al tiempo que la CGT «tiene una historia más ligada al diálogo». De todos modos, agregó el compañero de fórmula de Mauricio Macri en declaraciones a Canal 26, «frente al escenario del 27 de octubre, han hecho un esfuerzo».

Consultado sobre cómo ve la calle, Pichetto aseguró que «no la veo dramática. Las manifestaciones piqueteras reclaman. No veo un escenario de dramatismo. Alguna vez habrá que recuperar la calle y terminar con los intermediarios de la pobreza, los que lucran con la pobreza. Los niveles del gasto social en Argentina son inconmensurables».

«El 75% del total del presupuesto es gasto de seguridad social. La media de un país normal anda en un 35%. Todo se lo lleva el gasto social, no es sostenible. Todos funcionan con la corrección política y este tema lo ocultan debajo de la alfombra y seguimos castigando a la clase media. El plan (social) debería ser de emergencia, no para toda la vida, sólo por un año. Entraron 250 mil venezolanos, yo creo que hay más de 400 mil y están todos trabajando, no conocen ni las calles de Buenos Aires y ya consiguen trabajo. Tienen una cultura ligada al trabajo», remarcó.

En tanto, sobre la polémicas tras su pedido de «dinamitar la villa», el senador explicó que «fue una charla con los periodistas en el Grupo Perfil, me invitaron. Dije que la Argentina que no queremos es una que apareció en un programa de televisión donde había una cola para comprar marihuana y cocaína. Había ciudadanos extranjeros y argentinos vendiendo marihuana y cocaína».

«Me refería a dinamitar los búnkers, que destruyen a los jóvenes. Los muchachos de la izquierda argentina pusieron: Pichetto quiere dinamitar las villas. Yo no tengo ningún problema con la gente que vive en la villa y trabaja. A los que delinquen hay que darles con todo, hay que terminar con las penas leves», concluyó el candidato.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados