Conecta con nosotros

Hi, what are you looking for?

El Intransigente

ESPECTÁCULO

"¿Tenés algo debajo, nena?" ¡Mirtha Legrand le hizo pasar un mal momento a una invitada!

La conductora indignó a mucha gente con sus palabras.

Mirtha Legrand es una mujer que se caracteriza por su frontalidad, por ese motivo, muchos famosos no quieren ir a su programa, temerosos de que la diva, fiel a su estilo, pueda hacerles preguntas incómodas en vivo y en directo, algo que, por supuesto, acaba de ocurrir este fin de semana cuando la conductora hizo, sin filtros, un cuestionamiento que dejó a todo el mundo, directamente, con la boca abierta.

Todo comenzó cuando, para ponerle picante a la mesa, la abuela de Juanita Viale decidió comenzar a hablar con Vicky Xipolitakis y, al darse cuenta que la joven lucía un físico extraordinariamente trabajado, algo sorprendente teniendo en cuenta que hace apenas 9 meses tuvo a su hijo, no dudó en preguntarle: «¿Esa cola es natural?». Pícara, la griega decidió responder usando el humor: «¿Cuál cola? Ja, ja. Pensé que me preguntaban por la del vestido».

«¡Qué figura! Estás muy bien», reconoció Mirtha. La joven no dudó en aceptar el elogio y explicar los motivos de su escultural cuerpo: «Estoy entrenando mucho» La diva invitó a la vedette a mostrar su look y, en ese momento, lanzó una frase que hizo mucho ruido, al dar a entender que su invitada no tenía ropa interior debajo de su imponente ropa: «¿Vos tenés algo puesto debajo?».

«Ay, me da mucho pudor. Sí… tengo, tengo», reconoció Vicky, generando un inesperado comentario del doctor en química Gabriel Vinderola, sentado junto a la joven: «Doy fe, doy fe». Todos, por supuesto, se rieron y Xipolitakis se permitió hacerle una broma al especialista: «Ay doctor, se le subió la microbiótica a la cabeza». Por supuesto, no todas fueron risas porque luego la griega contó el mal momento que está viviendo con el padre de su hijo.

«Yo hoy estoy con un bebé y hago de mamá, de papá, de mejor amiga. No priorizaron para nada lo humano. Hasta el día de hoy, se fue y nunca más preguntó por su hijo. No me pasa absolutamente nada, ni su obra social, ni alimentos, ni nada. Tengo a mi papá, que es mi héroe. Te juro que no me gusta llorar. Soy pura felicidad, soy feliz con el hijo que tengo. Vengo de vivir una desilusión», dijo la modelo.

Y luego agregó: «Me brillan los ojos porque conocí con mi hijo el amor verdadero. Por eso tengo que estar fuerte por él, por mi familia que no me deja caer. Y mis amigos que son increíbles. El padre me desilusionó. Nunca más preguntó por Salvador. Conmigo no puede hablar y es mejor que no se comunique conmigo porque siento que me desintoxico. Traté de darle muchas posibilidades para que mejore, pero no pudo».

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados