Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente

ESPECTÁCULO

Carmen Barbieri habló de Santiago y Federico Bal

La actriz se refirió a cómo atraviesa su vida tras el fallecimiento de su exmarido.

Carmen Barbieri vivió el último tramo del año 2019 de manera intensa, ya que el padre de su hijo, Santiago Bal, falleció algunos días atrás. La famosa actriz se mantuvo la lado de su ex como «un soldado» mientras se despedía de la vida tal y como la conocemos. Tras su deceso, la blonda se hizo presente en Mar del Plata para abrir su temporada con la obra «20 millones».

En diálogo con «Primiciasya», la comediante declaró lo que estima que ocurra dentro de La Feliz. “Un verano más en Mar del Plata. Estoy muy agradecida a esta ciudad que nos abre las puertas y que se pueda trabajar, yo y todas las compañías que vienen. Esperamos que sea una buena temporada para todos y que a todos nos vaya bien”, aseveró.

Luego, la hija del reconocido actor Alfredo contó cómo atraviesa su etapa post fallecimiento de Santiago. “Yo en mi vida privada estoy triste, elaborando el duelo. En el escenario me divierto mucho y gracias a Dios que tengo un trabajo que me saca de la cabeza el extrañar, el pensar todo lo que pasamos en estos últimos meses, que fue muy duro. Es un poco loco, hace unos meses trabajaba con Santiago y Fede en este teatro y ahora Santiago ya no está acá”, destacó.

Además, la también bailarina narró cómo se encuentra su hijo y analizó su performance en el «Bailando por un sueño». “Fede está muy bien, él está entero por suerte y gracias a Dios él está acá también haciendo temporada. Hizo un lindo trabajo en el Bailando, con su papá enfermo, y a su vez ensayando la comedia para venir a Mar del Plata. Trabajó mucho Fede este año y lo que hizo en el Bailando, lo hizo muy bien”, indicó.

Por último, Barbieri se refirió a las críticas que Federico recibió al estar horas posteriores al fallecimiento de su padre en Showmatch. “Hizo lo que el padre hubiese querido que haga, lo que yo hago. Cuando murió mi mamá yo vine a trabajar y cuando murió mi papá fui a trabajar. Es como una escuela, quizás antigua o vieja, que uno falta al trabajo por defunción propia. No sé si es bueno o malo, pero él hizo lo que aprendió de chico. Lo que hizo ese día, fue como un homenaje para el papá. No fue a bailar, fue a presentarse para la sentencia, y después volvió al velorio y se quedó todo el tiempo en el velorio”, selló.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados