Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Imagen Ilustrativa

SOCIEDAD

Un mendocino participó de un increíble hallazgo en Júpiter

Se encontró vapor de agua en una de las 79 lunas de ese planeta.

En el día de ayer, se conoció la información de que Lucas Paganini, de 39 años, lideró el equipo de la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio estadounidense (NASA), que encontró vapor de agua en «Europa», una de las lunas de Júpiter. «Este descubrimiento entusiasma, porque podría haber alguna forma de vida en esta luna», indicó la periodista Valeria Román en C5N.

En diálogo con Cadena 3, Paganini relató que, «entre 2016 y 2017», mientras observaban el satélite de ese planeta, «detectamos la señal de luz infrarroja, que sólo puede deberse a la molécula de agua». «La cantidad de agua que vimos es suficiente para llenar una piscina olímpica en minutos», agregó el científico en ese medio. Lucas Paganini agregó que «puede» haber vida, pero se trataría «de organismos unicelulares básicos».

«Nuestra detección de vapor de agua en ‘Europa’ da indicios de que debajo de la superficie habría uno de los elementos esenciales para la vida: agua líquida», indicó Lucas Paganini en su Twitter. El científico argentino se recibió de Ingeniero en Electrónica y Telecomunicaciones en la Universidad de Mendoza, pero no ejerció, y se doctoró en Física y Astronomía en la Universidad de Friburgo.

Según el sitio de la NASA, «Europa» es una de las setenta y nueve lunas de Júpiter. En este satélite existe «la posibilidad de que posea todos los ingredientes necesarios para la vida». De acuerdo al trabajo de Paganini, podría haber «un océano de agua líquida debajo de la capa de hielo, con una cantidad de agua que posiblemente dobla la de Tierra». «Otra fuente para estos géiseres podría originarse en depósitos de agua derretida a poca profundidad», indica la NASA.

Para este sorprendente hallazgo, los científicos utilizaron un instrumento del Observatorio Keck llamado espectrógrafo. Éste «puede medir la composición química de las atmósferas planetarias a través de la luz infrarroja que éstas emiten o absorben». Asimismo, el equipo que, además, tuvo la participación de otro mendocino, Gerónimo Villanueva, utilizó uno de uno de los telescopios más grandes del mundo, el mencionado Keck, que se encuentra en la cima del volcán inactivo Mauna Kea, en Hawái.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados