Conecta con nosotros

Hi, what are you looking for?

El Intransigente

DEPORTES

La Etapa Maratón trajo muchas sorpresas en la clasificación general.

La actuación de Sainz, el viento, Fernando Alonso y la definición de una parte de la etapa fueron los protagonistas del miércoles

Sin dudas la «Etapa Maratón» es la más importante del Rally Raid Dakar. Esta no fue la excepción. Este miércoles pasó de todo por las arenas de Arabia Saudita. Este parcial debía tener una extensión de 533 kilómetros de los cuales solo se recorrió 345 y se cronometraron apenas 223 en los que Carlos Sainz sacó a relucir toda su experiencia para volver a dominar la clasificación general antes que el viento intenso decida ponerle punto final a esta primera parte de la etapa maratón. Esta es la parte más importante de la carrera donde se pueden definir grandes cosas y Sainz lo interpretó de esa forma.

Lo del madrileño fue impresionante. Logró una victoria en este parcial que podría ser decisiva para la parte final de la competencia. En 223 kilómetros de carrera «El Matador» puso toda su experiencia en la arena y logró sacarle 12 minutos a su compañero de equipo Sthépane Peterhansel 18 minutos a su inmediato perseguidor y principal rival en la general, Nasser Al-Attiyah. Sencillamente increíble el andar de Sainz para marcar una distancia importante en una etapa que se considera la más difícil de toda la carrera y puede ser una bisagra en el destino de la competencia.

El ex campeón de Rally logró aprovechar al máximo la quinta posición de largada de este miércoles. Esto le permitió tomar las referencias de los de adelante y eso significó poder desarrollar todo el potencial de su Buggy Mini que volvió a mostrarse con gran ritmo y veloz. En tan solo una etapa el madrileño logró recuperar ese terreno perdido durante la jornada del martes donde todo le había salido mal al líder de la carrera. Ahora el objetivo lo fija en el día jueves cuando deba abrir pista lo que puede ser un gran desafío para el español.

Además en esta etapa el que la pasó mal fue Fernando Alonso quien venía en buen ritmo y con interesante velocidad cuando encaró la cresta de una duna para salir de la mejor forma luego del salto pero la maniobra o salió bien y la camioneta Toyota Hilux 4X4 V8 dio tres vuelcos cayendo sobre sus cuatro ruedas. El accidente fue mas impresionante y aparatoso sin mayores consecuencia. Apenas terminó de dar vueltas, el español logró poner en marcha su unidad y continuar la competencia con ciertas limitaciones producto de los golpes.

Cuando el ex campeón del mundo de Fórmula 1 llegó al campamento se confirmaron las roturas de su unidad. Los daños alcanzaron al parabrisas, tuvo problemas en la dirección junto con la suspensión delantera, algo de daño en el techo que no representa problema perdió los dos faros y si eso fuera poco durante el recorrido debió detenerse a cambiar dos neumáticos. Realmente una parte de carrera complicada para Alonso y su navegante Marc Coma que perdieron 1h17m33s. Hay que recordar que en esta etapa maratón no se cuenta con la asistencia del equipo y todo arreglo debe ser realizado por los pilotos y sus navegantes.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados