Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Martín Bossi
Martín Bossi

ESPECTÁCULO

Martín Bossi se refirió a su situación sentimental y criticó a la prensa: «La verdad quedó obsoleta»

En la jornada de hoy, el actor debutará con su obra «Kinky Boots».

Martín Bossi es uno de los imitadores y humoristas más importantes de nuestro país. Con sus personajes y sus apariciones en los distintos programas de Argentina, el intérprete se volvió uno de los artistas más famosos de la actualidad. Como consecuencia, los rumores sobre su vida íntima crecieron progresivamente, algo con lo que Martín no está conforme. En diálogo con Teleshow, el comediante se pronunció sobre su visión de la prensa y las redes sociales.

En primera instancia, el actor habló de su situación sentimental actual. «No estoy en pareja, no estoy enamorado. A veces me dicen: ‘Vos sos muy raro porque nunca mostraste nada’. Pero creo que de veinte años de carrera, catorce he estado en pareja. El tema es que decidí no compartirlo en el laburo. No hay misterio con mis parejas: voy a los restaurantes, voy a la cancha; las chicas vienen a comer a la casa de mi mamá, se reúnen con mis amigos. Una vida absolutamente normal. El tema es que no voy a la fiesta de una revista con una chica de la mano. Además, parece que por ser actor uno tiene la obligación de opinar de todo. ¿Por qué? Una forma de contar lo que pienso es a través Kinky Boots, donde interpretó a Lola, un boxeador que a la noche se viste de mujer», manifestó.

Asimismo, Bossi hizo hincapié en que quiere que su nombre sea conocido por su trabajo y no por su accionar en su vida privada. «A mí me ha ido bien y mal, pero cuando me fue bien no fue porque estaba con la modelo de turno o con la chica de moda. Y el día que sea papá y me case, haré lo imposible para no hacer el show del casamiento o la paternidad, ni el show de la separación. Quiero que se sepa de mi trabajo nada más. Bastante me expongo. Es como un juego de roles: vos venís de periodista, yo acepto tus preguntas, y desde un lugar de no sé dónde, te cuento de mi vida. Yo estoy ubicado y la película no me la como. Bastante que me subo a un escenario para que me aplaudan. Si no contás con contenido, bueno, tenés que hacerte notar con algo. No juzgo a la gente que lo hace porque respeto. Pero fui a un taller de teatro porque quería actuar, no porque quería hablar de otros temas ni contar de mi vida. Así será hasta la muerte», sostuvo.

Sin embargo, el humorista valoró la relación que forjó con la mayoría de los periodistas del medio: «Proteger la intimidad es una elección de la que gracias a Dios los periodistas me han respetado mucho. Yo tengo educado a mi entorno para no andar aclarando. Hay algo que se llama la posverdad. La verdad ya no tiene ningún tipo de validez, quedó obsoleta y fuera de moda. Lo que interesa es la construcción de una verdad paralela que es la que la gente necesita o la que le sirve a los medios. Yo veo el modus operandis. Por ejemplo, titulan: ‘Murió Bossi’. Entrás a la nota y leés: ‘Murió de amor por un perrito’. Les funciona. El otro día fui a degustar unos vinos con una amiga y ya decían que era mi novia. Me fui de vacaciones con Fede Hoppe, y ya fui el novio de Hoppe un año. Encima, Hoppe. Con todo respeto, amigo, pero no es Peter Lanzani ni Brad Pitt. ¡Es Hoppe!, ja».

Para concluir, Martín dejó en claro que, a pesar de lo que sea lea en algunos portales, él está tranquilo con su vida. «Yo aprendí a ser lo que necesitan que sea. ¿Qué necesitas? ¿Que esté de novio acá? Dale. Yo me voy adaptando a lo que se necesita; total, mi vida es otra. En una época yo viví paranoico, para que no digan esto y lo otro. Ahora ya está. Imaginate que a los 45 años estoy mucho más relajado. Son muchos años en el medio, creo que la gente sabe quién soy y punto. Los que me tratan de otra cosa que no soy, tampoco tengo problema. Sexualidades ya tuve infinitas: trisexual, cuatrisexual, quintisexual, swinger con ramificaciones a bisexual. No tengo complejo de ningún tipo de sexualidad. Ya me acostumbré, y tengo la sexualidad que van requiriendo en el momento en los medios. Lo voy manejando. Yo sé con quién estoy. No está ni bien ni mal: soy el famoso chanta que va viendo lo que se necesita para pasarla bien. Creo que la batalla está perdida. A veces es el huevo o la gallina», finalizó.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados