Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente

ANIMALS

No le rompas el corazón a tu perro: evita pasar por estas 5 situaciones que podrían lastimarlo

Los canes desarrollan episodios de estrés o ansiedad cuando son tratados de forma incorrecta.

Mientras un perro sea parte de una familia, siempre será recomendable prestar suma atención al trato que se le da. Pues, en ocasiones el dueño podría tener un determinada gesto con él y al peludo puede romperle el corazón, así se tengan las mejores intenciones. A veces, sin darse cuenta, se utiliza un tono de voz inapropiado para hablarle y esta es una de las principales causas de su tristeza.

1 A los perros no se les puede gritar, ni siquiera cuando muerden o rompen un objeto.

2 También está prohibido frotarles su nariz o el hocico cuando hace algo indebido como orinar en lugares incorrectos.

3 Hay que evitar darle tirones de la correa cuando se está paseando, pues esto podría generarle lesiones en la zona del cuello y nariz.

4 Tampoco es aconsejable que pase mucho tiempo solo o encerrado en un lugar muy pequeño cuando está en casa, esto podría ser el detonante de la depresión.

5 Los perros son mordedores por naturaleza, así que cuando muerda una pertenencia, un objeto o las plantas, por ejemplo, no hay que castogarlo. Lo ideal es hablarle con voz firme y tajante para que entienda que no debe repetir ese comportamiento.

Aunque se piense lo contrario, gritarle a un perro cuando se regaña puede generarle problemas de salud mental. Un estudio realizado en Portugal determinó que al castigar a un animal produce efectos negativos a largo plazo en sus procesos cognitivos. De acuerdo a un grupo de biólogos de la Universidad de Porto, quienes  experimentaron con 92 perros de varias escuelas de entrenamiento, decidieron separarlos en dos grupos.

En el primero, 42 de ellos fueron entrenados previamente con métodos de recompensa. Mientras que el otro 50 tuvo un entrenamiento con estímulos aversivos y castigos. ¿Los resultados? En el grupo aversivo se observó una presencia de cortisol en la saliva, pues se trata de una hormona que se libera como reacción al estrés. Por último, se demostró que los perros criados con métodos positivos tenían una mejor respuesta para aprender y para el ejercicio.

Finalmente, el grupo de los expertos alegó lo siguiente: “Nuestro estudio apunta al hecho de que el bienestar de los perros de compañía que son entrenados con métodos aversivos está en riesgo”. Con esto determinaron que tanto los propietarios como las casas de refugios o bien otra institución pro animal, deben velar por un correcto trato hacia los perros para su correcto desarrollo. Amplía esta nota en el siguiente link.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados