Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente

SOCIEDAD

«No se defendía porque no podía», el crudo relato de la joven que vio por última vez con vida a Fernando Báez Sosa

Fiamma es la vendedora del kiosco en el que el joven compró un helado, minutos antes de ser atacado por un grupo de rugbiers.

Fiamma es la vendedora del kiosco en el que Fernando Báez Sosa compró un helado, minutos antes de ser asesinado a golpes por unos rugbiers a la salida de un boliche en Villa Gesell. Por eso, la testigo dialogó con la prensa e hizo un crudo relato, ya que fue la última persona que vio con vida al joven de 19 años.

«Fernando vino a comprar un helado y estaba hablando con otro chico de lo que había pasado adentro del boliche. Cuando salió, se armó la pelea. Yo estaba con mi novio, que salió a ver qué pasaba. Le dijeron que se meta porque sino también le iban a pegar a él», rememoró la joven rodeada por periodistas.

«Lo que dijo en el kiosco fue que le habían querido pegar en el boliche y que lo habían sacado. Estaba sin remera. Estaba tranquilo. Yo ni quise salir, había muchos gritos. Desde la puerta vi que le estaban pegando entre todos, cuatro o cinco eran seguro. No reconocería a ninguno de los que le pegaron«, siguió en su testimonio.

Asimismo, Fiamma destacó: «Cuando terminó todo, salí. La asistencia médica habrá tardado 30 minutos en llegar. Nunca pasan cosas así de graves, siempre hay policías acá. No sé si habrá pasado otra cosa ese día, pero los policías no estaban«. Además, la joven dejó un mensaje para la sociedad: «Hay que dejar un poco el alcohol, esto le puede pasar a cualquier persona».

Por último, la trabajadora local recordó: «Un amigo de Fernando también estaba tirado en el piso y se pudo ir. Fernando estaba vivo, porque la chica que le hizo RCP dijo que tenía pulso, pero inconsciente. No se movía. No se defendía porque no podía. Me hubiera gustado poder haber hecho algo».

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados