Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente

ESPECTÁCULO

¡Enfurecidos! La posible estrategia de los hijos de Eduardo Costantini ante su casamiento con Elina Fernández

La unión del reconocido y millonario empresario con la modelo, sigue generando mucha polémica.

La noticia recorrió todos los portales y los programas abocados al mundo del espectáculo. Eduardo Costantini, presidente y fundador del Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires, se casó con Elina Fernández Fantacci hace muy pocos días. Pero lo que sorprendió a todos, fue la diferencia de edad entre ellos, ya que él le lleva 43 años.

«¡¡¡SÍ, QUIERO!!! Sos el gran amor de mi vida, un milagro repentino, llena de amor, alegría y honestidad, caja de pandora de ricas e invalorables experiencias, bella, inquieta y divertida; sensible, inteligente, protagonista, justiciera y con carácter. Sos mi ángel. Por todo esto y porque te amo tanto, mi gran amor, te digo: ¡SÍ, QUIERO!
¡¡¡POR SIEMPRE Y PARA SIEMPRE VOS Y YO!!!», posteó el hombre de 72 años en su cuenta de Instagram.

Sin embargo, los hijos del empresario estarían enfurecidos con la decisión de su padre y ya tendrían decidido tomar medidas. Al parecer, consultaron a un a un importante estudio de abogados para litigar contra su Eduardo, debido a su casamiento con la modelo. Esta decisión estaría ligada a su deseo de resguardar los bienes de su padre, y por consiguiente, su futura herencia. La historia recién comienza.

Eduardo Costantini, Elina Fernández, y una polémica versión

En las últimas horas, se difundió un audio donde Anamá Ferreira contaba los detalles de un evento al que asistió y donde se cruzó con la pareja. «Yo estaba hablando ahora con un amigo de Elina. Lo bien que hizo. No va a poder tener hijos, porque la brasilera que estuvo casada con él lo hizo hacer la vasectomía, una cosa así», comenzó diciendo.

«Yo contaba un cuento ahora, a un amigo, que cuando fui a Mar del Plata a un desfile quería sentarme en una mesa que estaban todos, y estaba un viejito sentado en el medio de dos sillas, viste, vacías, y qué se yo. Entonces yo me iba a sentar y era en la mesa que estaba Elina. Y entonces me dijeron: ‘(Ese señor) es algo de Elina’. Entonces yo fui y le dije a Elina, ‘Elina, ¿le podés pedir a tu abuelo que corra una silla?’, ja. Y Elina me mira y me dice: ‘No es mi abuelo, Anamá, es mi marido’. ‘Elina, no me jodas…’. ‘No, no, es mi marido’. Yo digo… por eso digo: ‘¡Ni tu padre puede ser!’. ‘Bueno, me gustan los viejitos…’”, lanzó Anamá.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados