Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Fuente: NA.

SOCIEDAD

Graciela, mamá de Fernando Báez Sosa: «¡Lo mataron a traición!»

El discurso de la madre de la víctima, a un mes del crimen.

A un mes del crimen de Fernando Báez Sosa, asesinado a golpes por un grupo de rugbiers en Villa Gesell, una masiva movilización pidió justicia este martes frente al Congreso de la Nación. Allí, los papás del joven, Silvino y Graciela, encabezaron la concentración. «Lo que le hicieron, nos arruinó la vida», afirmó la mamá.

Previo a las palabras de la mamá de la víctima, la multitud presente en las calles gritaba «asesinos» y repetía el pedido por justicia con gritos y aplausos. «Quiero agradecer a ustedes por haber venido a acompañarme, porque mi vida no es fácil sin la ayuda de ustedes. Se va a hacer justicia por mi hijo», aseguró desde el escenario montado para la ocasión.

Acompañados por el abogado que los patrocina, Fernando Burlando, y el equipo de profesionales de su estudio, el matrimonio Báez Sosa saludó a la multitud. «Lo que le hicieron es terrible, no le dieron oportunidad de defenderse, lo mataron a traición», repitió Graciela y añadió que Fernando era «un chico bueno que quería ayudar a todo el mundo».

«Tenía una meta, un objetivo, lo tenía escrito. Lo que le hicieron nos arruinó la vida a mi esposo, a mí y a todos lo que lo conocieron. Mi vida no es fácil desde que perdimos a nuestro hijo, todo se nos vino abajo. Él era nuestro sostén, nuestra lucha. Mi casa esta vacía y está esperándolo y sé que nunca volverá. ¡Quiero justicia por mi hijo!».

Graciela, se refirió también a Julieta, la novia de Fernando. «Eran felices, jugaban como criaturas, también le arruinaron la vida a ella que lo amaba, querían ser abogados los dos. Encontré una nota que decía que sería un profesional que me llevaría a conocer el mundo. Eso quedó atrás pero él está entre nosotros y nos da esa luz para poder seguir adelante».

«Gracias a todos. No tengo palabras de agradecimiento. No estoy bien pero al verlos siento que me dan energía para seguir luchando por mi hijo. Quiero justicia. Quiero que paguen por lo que le hicieron. No saben lo que lo extraño. Levanto mis manos con orgullo porque mi hijo era un chico decente», remarcó Graciela.

Por último, sostenida por su esposo, Graciela repitió que «deben pagar lo que le hicieron. No voy a bajar los brazos hasta verlo para que mi corazón descanse. Que mi ángel los bendiga a todos». Por último, la mamá de Fernando levantó los brazos y expresó: «Mi pequeño ángel, bendice a toda esta gente que te ama, que te quiere».

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados