Conecta con nosotros

Hi, what are you looking for?

El Intransigente
Fuente: NA.

MUNDO

Murió «Popeye», el sicario preferido de Pablo Escobar

John Jairo Velásquez Vásquez murió esta madrugada. Tenía cáncer de estómago.

El sicario Jhon Jairo Velásquez Vásquez, mejor conocido como «Popeye«, falleció esta mañana en Bogotá a causa de un cáncer gástrico. El hombre de 57 años ganó reconocimiento por ser la derecha de Pablo Escobar, líder del Cartel de Medellín. En Argentina, su figura se volvió popular por la serie televisiva El patrón del mal.

El criminal había sido sometido a una gastrostomía en el Instituto Nacional de Cancerología de Bogotá. En diciembre del año pasado, fue internado en un hospital en Valledupar, ya que, por su estado de salud, precisaba atención especializada. Su deceso se produjo este jueves por la madrugada, según informó el Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (INPEC) colombiano.

«El privado de la libertad se encontraba hospitalizado desde el pasado 31 de diciembre de 2019 y padecía un cáncer de estómago. John Jairo Velásquez Vásquez estaba capturado desde el 25 de mayo de 2018, sindicado por el delito de concierto para delinquir y extorisión», indicó el INPEC en un comunicado que compartió en redes sociales.

«Popeye» fue detenido en detenido en 1991, acusado de haber cometido alrededor de 300 asesinatos por orden de Escobar. Tras 23 años en prisión, salió en libertad en agosto de 2014. Aseguraba haberse arrepentido de los crímenes que había convertido. Cuatro años más tarde, fue denunciado por extorsión, por lo que volvió a la cárcel.

Velásquez Vásquez era una figura muy popular en las redes sociales. Su cuenta de YouTube (POPEYE_Arrepentido) cuenta con 1.210.000 suscriptores y sus videos, con millones de vistas. Su página de Facebook (Popeyeleyenda) tiene casi 500 mil Me Gusta, mientras que en Twitter superó largamente los 80 mil seguidores. En noviembre de 2019, emitió su último posteo: «Estoy en manos de Dios».

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados