Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente

TECNO

Empleados de Amazon en Estados Unidos e Italia inician huelga: estas son sus demandas

Un grupo está molesto con las políticas tomadas por la empresa.

Cientos de empleados de la compañía de comercio electrónico Amazon en Estados Unidos e Italia han iniciado una huelga. A ellos se les suma empleados de Instacart, un servicio de entrega de comida a través de internet. La mayoría de ellos trabajaban en la planta de Amazon ubicada en Staten Island, Nueva York. Los trabajadores piden una serie de cambios en las políticas de ambas empresas frente a la crisis del coronavirus.

Primero que nada, piden una mayor protección y un incremento en su sueldo al ser algunos de los pocos trabajadores en los países con un muy elevado volúmen de víctimas (Estados Unidos e Italia cuentan con 165.000 y 101.000 infectados por el momento, respectivamente). Hace poco se había registrado un caso de coronavirus en uno de los trabajadores del almacen en Staten Island, y el CEO de Amazon Jeff Bezos decidió simplemente desinfectarlo en lugar de cerrarlo.

Los trabajadores estaban furiosos de que no habían sido protegidos ni informados del caso hasta que ya varios empleados habían entrado en contacto con él. Adicionalmente, el grupo en huelga no está conforme con la decisión tanto de Amazon como de Instacart de emplear a 10.000 personas más frente a la crisis. Esta medida había sido anunciada recientemente, alegando que sería necesario para poder atender a las necesidades de todos aquellos en cuarentena.

La serie de demandas de aquellos en huelga

Una de los derechos que demandan es el de poder acceder a una mayor cantidad de tiempo pago fuera del trabajo por enfermedad. Por el momento, esto solo está disponible para aquellos que ya hayan dado positivo de coronavirus y aquellos que tienen cuarentena obligatoria. También piden que el almacen de Staten Island sea cerrado por más tiempo y desinfectado más efectivamente. A esto se le agrega que sus empleados deben seguir siendo pagados durante el cierre.

En cuanto a los repartidores de Instacart, que funciona similar a servicios como Rappi o Glovo en Argentina, ellos piden mayor protección sanitaria. Más específicamente, se pide que se les ofrezca alcohol en gel y toallitas desinfectantes, así como un mayor salario por el riesgo que corren. En general, los trabajadores de las dos compañías tienen un objetivo en común. El núcleo de su protesta es que se deje de tratar a los trabajadores de estas dos empresas como «héroes», y se los trate como seres humanos que necesitan protección ante el virus que ya afectó a más de 800.000 personas alrededor del mundo.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados