Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente

ESPECTÁCULO

«No paramos de extrañarte»: Tití Fernández más emotivo que nunca

El periodista utilizó las redes sociales para mostrar sus sentimientos abiertamente.

El 1 de julio del 2014 fue el día más triste para Tití Fernández. El periodista, que se encontraba en Brasil cubriendo el Mundial de Fútbol sufrió la pérdida de su hija Soledad, quien había ido hasta allá para acompañarlo en su trabajo. La joven viajaba en un auto de noche cuando sufrió un accidente de tránsito.

A cinco años y siete meses de aquel choque que le costó la vida a la joven, Tití la recordó en sus redes sociales con un tierno pero triste mensaje. «Sole, no podemos parar de extrañarte. ¡Qué linda eras! Qué buena amiga de tus amigos eras, cuando ellos hablan de vos se nos llena de orgullo el corazón. Hijita, te amamos», escribió en su cuenta de Twitter.

Por su parte, en Instagram, dejó un mensaje similar y lleno de emotividad junto a una foto de su hija. «Qué hermosa eras, por fuera y por dentro. Cuando tus amigos te recuerdan se nos llena de orgullo el corazón. En los últimos días mami anda medio caída, ayúdame a levantarla. Nos sabes como te extrañamos hijita. No sabes la falta que nos hacés».

Cabe remarcar que hace unas semanas el periodista y su esposa se comprometieron a visitar todos los lugares que a Soledad le gustaban. El primer desafío fue el Cerro Uritorco, y luego recorrer San Marco Sierra. «Norita prometió visitar todos los lugares que amaba Sole por eso intentará llegar al pico del cerro para depositar una flor», había contado en un video en aquel momento.

Luego, retrató la emoción de su esposa al bajar del famoso cerro de Capilla del Monte. «Lamentablemente yo no pude subir con ella pero mi señora logró cumplir la promesa. Es una campeona y una madre inigualable», escribió Tití Fernández orgulloso por lo que Nora está haciendo por la memoria de su hija a quien extraña mucho.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados