Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente

ESPECTÁCULO

«Sea respetuoso» ¡Guillermo Andino envuelto en un escándalo con el Pastor Giménez!

La polémica con el predicador no termina.

Ayer por la tarde, el periodista Daniel Ambrosino mostró un video en «Intrusos» en el que aparece el Pastor Giménez realizando uno de sus tradicionales sermones ofreciéndoles a sus fieles una dosis de alcohol en gel en sus manos «para vencer a la crisis del coronavirus y a la misma muerte». Pero nada es gratuito y de buena voluntad, sino que por el contrario hay que pagar mil pesos para recibir esta «ayuda».

Hoy, el predicador salió a aclarar este tema y tuvo varios cruces con periodistas. Por eso, en el programa de Guillermo Andino le dieron el derecho a réplica y se terminó enfrentando con la columnista Úrsula Ures. “Nosotros para levantar las iglesias, levantamos ofrendas. Fue sacado de contexto y pido disculpas”, intentó explicar en un comienzo frente a los cuestionamientos.

“Cualquier cosa que digas se va a multiplicar y va a haber interpretaciones. El alcohol en gel es un producto que está faltando y que de costar $90, hoy sale $150, y te escucharon a vos decir mil», lo siguió cuestionando Andino. “¿A esos doce discípulos usted les dio alcohol en gel?”, preguntó Pía Shaw, mientras Carlos Giménez respondía: “Se lo di a todos, pero era con nardo puro. Era especial para ungir, ellos se meten a las cárceles y en lugares carenciados”, afirmó.

El pastor prosiguió con su defensa: «Una de las personas que tiene más contacto con los enfermos soy yo, voy con la gente que está moribunda…». Entonces, Úrsula Ures lanzó: «Pero además de orar por los enfermos, los enfermos se pueden curar y pueden no contagiar lavándose las manos con agua y jabón, evitando el contagio al juntarse con tanta gente. Una reunión de más de cien personas es un peligro de contagio y para la salud pública».

Giménez perdió la paciencia y entonces respondió: «No pueden impedir la fe de la gente, nena». La periodista no soportó el termino y decidió contestarle de forma tajante: «No, ‘nena’, no, señor. Nena, no. Mi nombre es Úrsula Ures, sea respetuoso como yo soy con usted». El pastor entonces pidió cortar el móvil porque aseguraba que no se entendía nada y la discusión no estaba llevando a ninguna parte. ¡Terrible momento al aire!

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados