Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente

SALUD

Coronavirus: cada vez más cerca de la vacuna

La Oxford University y Astrazeneca, en etapas decisivas

La vacuna experimental contra el coronavirus se encuentra en etapas decisivas. Desarrollada por la Oxford University y Advent-Irbm, la ChAdOx1 ya fue suministrada a más de 320 voluntarios sanos. El resultado evidencia que es «segura y bien tolerada», según indica la multinacional AstraZeneca.

En alianza con Oxford y Advent-Irbm, el laboratorio hizo una alianza para la producción y distribución de la vacuna. La fase de experimentación clínica comenzó hace una semana con 500 voluntarios sanos en distintos centros de Inglaterra. Los resultados se conocerán durante mayo.

«Para diciembre, si todos los tests dan los resultados positivos que esperamos, habrá un primer stock de vacunas anti COVID disponible para comenzar la vacunación de algunas categorías más frágiles», señaló el presidente de Irbm, Pietro Di Lorenzo.

De atravesar dicha fase positivamente, en junio comenzará una nueva fase pero sobre 5.000 personas más y, luego, la instrumentación final, las aprobaciones globales, y la llegada al mercado comercial. Todo en tiempo récord mientras en decenas de países otras comunidades científicas avanzan en otras soluciones.

Corazón y cerebro

A medida que la ciencia estudia el coronavirus, el asombro no deja de afectar a toda la comunidad científica y médica. Porque cuanto más analizan al virus, más capacidades letales aparecen relacionadas a las consecuencias de quedar contagiado. Esto, además de la capacidad de daño pulmonar. Ahora, el corazón y el cerebro.

El COVID-19 es capaz de generar coágulos sanguíneos o dañar otros órganos. En Estados Unidos, varios profesionales de la salud observaron en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI), “las dramáticas consecuencias de esta formación de coágulos que son muy difíciles de eliminar”.

Incluso, aseguran, pueden terminar asfixiando el paciente. Técnicamente, los coágulos de sangre creados en las venas de una pierna, a su vez generan flebitis que luego pueden viajar hasta los pulmones, obstruir la arteria y desembocar en una embolia pulmonar. Corazón y cerebro, en peligro por el coronavirus.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados