Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente

ECONOMÍA

Coronavirus: la insólita medida de lanzar dinero desde un helicóptero

La medida nació de grandes referentes mundiales. Pero sería el último recurso

La simple imagen de ver un helicóptero por el aire arrojando dinero a tierra no es más que otra escena de Hollywood. Sin embargo, los economistas definen como «helicóptero monetario» a la idea de repartir o inyectar dinero a la gente en medio de una gran depresión económica. En este caso, con el aislamiento global a causa del coronavirus.

Vale aclarar que esto no es lo mismo que la ayuda financiera que un Gobierno aplica sobre un determinado sector social. Según el Premio Nobel Milton Friedman, el «dinero helicóptero» propuesto en 1969 tiene que ver con un Banco Central que imprime billetes y un Gobierno que los gasta.

Qué significa

No sería técnicamente una deuda que asumiría un gobierno nacional, sino billetes que recibiría de la entidad bancaria central, sólo aplicable en contextos extremos. Según BBC Mundo, «el helicóptero monetario no se ha implementado nunca porque es una política de alto riesgo». Dinero gratis en medio del coronavirus.

«A los bancos centrales les da miedo», explica Manuel Romera, director financiero de IE Business School, en España, a BBC Mundo. «El problema es que cuando se inyecta dinero, si te pasás un poco y generás desconfianza sobre ese dinero, podés terminar con una hiperinflación», acota.

Recurso mega extraordinario

El analista asegura que si el aislamiento se extiende en el tiempo, esto no sería descabellado, ya que sería un recurso súper extraordinario como hace varias décadas no se hace. Willem Buiter, de la Escuela de Asuntos Públicos de la Universidad de Columbia, no lo descarta.

«Ahora es el momento de hacerlo. El dinero helicóptero serviría para enfrentar los extraordinarios déficits de los gobiernos que probablemente veremos como resultado de las medidas fiscales para limitar el daño económico que está causando la pandemia», detalla.

El temor a las consecuencias de estas acciones es inmenso, pero el pánico a vivir en un mundo cuya gente no pueda producir y ganar, es aún mayor. Quizá, la emergencia aún no sea lo verdaderamente extrema para la última solución disponible: arrojar dinero desde el aire a la gente.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados