Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente

ECONOMÍA

El mal momento de los trabajadores de Latam luego de los vuelos de repatriación

El delegado de la empresa, Eduardo Saab, habló en exclusiva con El Intransigente.

Luego de haber colaborado con los vuelos de repatriación que la compañía aérea Latam hizo para traer de vuelta a los argentinos varados en el exterior, la situación de sus trabajadores es mala. En ese marco, el delegado de la empresa, Eduardo Saab, habló en exclusiva con El Intransigente y profundizó respecto de la coyuntura.

“La situación es la siguiente, Latam propone una rebaja salarial a un conjunto de trabajadores, son dos mil empleados efectivos de planta permanente. También, hay otros dos mil más tercerizados, allí la rebaja que propone Latam es de un 50%. En este momento hay una discusión en el Ministerio de Trabajo con los sindicatos oficiales”.

Sobre ello, el dirigente sindical explicó que su espacio “tiene personalidad gremial porque Latam hace uso discrecional de la línea de sindicatos por empresa. La compañía está jugando una línea de apriete individual a los trabajadores para hacer individualmente la rebaja salarial. Esta cuestión la consideramos ilegal y no vamos a aceptarla”.

Acerca de la situación en la que se encuentra la empresa de aerocomercial, Eduardo Saab afirmó que “Latam tuvo súper ganancias todos estos años”. Según manifestó, la compañía “es un monopolio sudamericano, no estamos hablando de una pequeña empresa, es un gran monopolio de todo Sudamérica”.

Asimismo, aseguró que “tienen súper ganancias y en primer momento no aceptamos porque creemos que tiene que bancar la parada. Y en segundo lugar, la cosa puede ser mucho peor porque Latam tiene el planteo de flexibilización de las normas laborales. Este planteo de la rebaja salarial es en base a suspensiones que preanuncian despidos”.

Los vuelos de repatriación

También, el delegado se encargó de subrayar que “estuvimos repatriando a los argentinos y devolviendo a sus hogares a mucha gente que estaba suelta. Personas que tenían ciertos limbos legales entre decreto y decreto, antes de la cuarentena estricta. Otras tantas que salieron del país a sus hogares en otros países de Europa y mucha gente que volvía a las provincias”.

“En ese momento que fueron unos 15 días entre que apareció el quilombo en China y esos 15 días que pasaron estuvimos muy muy expuestos. Y fue una decisión muy consciente de los trabajadores de seguir laburando porque sabíamos que si no laburábamos quedaba mucha gente varada”, finalizó Eduardo Saab.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados