Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente

ESPECTÁCULO

«Hemos perdido abrazos, seres queridos, trabajos» ¡Gabriel Rolón reflexionó sobre la cuarentena!

El psicólogo más prestigioso analizó la situación en el país.

El contexto de encierro debido a la cuarentena obligatoria generó un cambio en el hábito de los argentinos. A medida que los días de encierro avanzan, las personas van experimentando diversos sentimientos. El psicólogo Gabriel Rolón mantuvo una entrevista con Pamela David en su programa «PamLive«, el ciclo de entrevistas que produce Jotax digital.

En relación a lo que no saber cuándo se retomarán las actividades cotidianas, aseguró: «La incertidumbre genera la angustia, la cuarentena es más larga de lo que esperábamos. Y nos damos cuenta de que la enfermedad ésta es mas impredecible y, como tenemos que sostener mucho tiempo esta situación de espera, nos ponemos ansiosos. La ansiedad es un aumento de la tensión psíquica y nos desborda».

«Lo primero que hay que hacer es bajar la ansiedad. ¿Sabés lo que baja la ansiedad? Lo que nos da placer. Es cierto: estamos en aislamiento, pero nos piden que estamos en aislamiento, no que suframos. Tenemos que apropiarnos de nuestra situación. Tomemos la decisión de que estamos en aislamiento porque nosotros nos cuidamos y cuidamos a los demás, no por algo que nos imponen. Podemos apropiarnos de esta decisión porque cuando tomás una decisión dejas de ser rehén», siguió aconsejando el psicólogo.

«Hay que estructurar el día: lo que antes nos estructuraba ahora no está más, entonces perdemos la noción del tiempo. Eso pasa porque la psiquis se desestructuró, la tenemos que estructurar de nuevo. Estructurar el tiempo, para que la psiquis sienta que no está desorientada. Todas las actividades que puedan calmarnos. Y ver gente que amamos», recomendó Rolón para no caer en el aburrimiento.

Por último indicó que lo más importante en este momento es sacarle la carga emocional ya que sino resulta imposible de sobrellevar. «Dramatizamos cuando exageramos nuestras emociones o temores. Tener cuidado está bien, pero si dramatizás está mal. Estar angustiado todo el día no es saludable. Hay que discernir porque no nos podemos permitir ir a todos los extremos: ni negación ni dramatización excesiva», concluyó.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados