Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente

TECNO

Más detalles sobre el fenómeno de «Zoombombing»: cómo se organiza y cómo respondió el FBI

Esta práctica que se lleva a cabo mediante la app Zoom está preocupando a muchos.

En medio de la cuarentena, la cantidad de usuarios de plataformas para videollamadas incrementó drásticamente. Una de las aplicaciones que salieron más beneficiadas por estas circunstancias fue Zoom. Sin embargo, rápidamente expertos en ciberseguridad notaron que Zoom carece de una ciberseguridad decente, lo cual pone en peligro la privacidad de todos aquellos que la usan ya sea para clases, trabajo, o comunicarse con seres queridos y amigos. Esto inició un fenómeno conocido como «Zoombombing«.

Zoombombing se refiere al acto de «infiltrarse» a una videollamada ajena para hacer bromas, compartir imágenes obscenas, y generalmente molestar a los participantes de la llamada. Esto es posible debido a la poca seguridad de la aplicación al proteger videollamadas. Al contar cada llamada con un número de 10 dígitos, es muy posible adivinarlo y, si la sala no tiene contraseña, entrar a la llamada.

Sin embargo, se han registrado casos de trolls que entran a videollamadas con contraseña. Esto es posible debido a que los autores de este fenómeno se están organizando mediante redes sociales como Twitter, Instagram, Reddit, y 4chan. Su presencia es más prominente en Instagram: se han registrado al menos 153 cuentas dedicadas a organizar incursiones en llamadas ajenas.

«Si odias a tus profesores, avísanos. Organizamos zoombombings», leía la biografía de una cuenta en particular. Una de estas ya cuenta con más de 30.000 seguidores. Los usuarios usan hashtags para esparcir sus actividades, y alientan a los que participan de clases a que compartan la contraseña de sus llamadas para que puedan entrar a molestar.

La respuesta del FBI: se trata de un crimen federal

Sin embargo, no solo se trata de una molestia o broma inofensiva. Una escuela en Massachussets reportó que una persona con tatuajes de esvásticas entró, interrumpiendo la clase para acosar a los alumnos con insultos racistas. Esto incitó que el FBI deje un mensaje en sus redes sociales y página oficial aclarando que el Zoombombing se considera un delito federal, y puede conllevar un arresto. El FBI alentó a todos aquellos que presencien el fenómeno a que lo reporten en su Centro de Quejas de Internet.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados