Conecta con nosotros

Hi, what are you looking for?

El Intransigente
Esteban Andrada
Andrada, el arquero del campeón.

BOCA JUNIORS

Ping pong con Esteban Andrada

El arquero de Boca eligió a la atajada más difícil, el recuerdo más lindo y habló del récord. Mirá.

Esteban Andrada arribó a Boca Juniors a mediados del 2018. Rápidamente saltó a la cancha ante Libertad de Paraguay, por Copa Libertadores y el equipo consiguió una victoria mientras él mantuvo el arco en cero. A partir de allí, con grandes actuaciones y excelsas atajadas bajo los tres palos, el arquero se transformó en una de las piezas claves dentro del plantel siendo el gran indiscutido por los hinchas.

Desde que viste la camiseta del Xeneize, lleva disputados un total de 66 encuentros oficiales donde recibió 35 goles y suma 41 victorias, 16 empates y solo nueve derrotas. Además, como si esto fuera poco, rompió el récord de la valla invicta por campeonatos locales: “Sin mis compañeros no habría podido lograrlo. Estaba muy contento también por ellos, me dieron una mano muy grande. Fueron muchos partidos. Hoy en día, el fútbol argentino, no es fácil. Ojalá el campeonato que viene pueda lograrlo otra vez, tenemos que seguir por este mismo camino”.

Al mismo tiempo, en diálogo con la página oficial de la institución, fue consultado con respecto al mejor en su puesto: “Es dificil elegir a un arquero en la historia de Boca. Creo que está entre (Óscar) Córdoba y (Roberto) Abbondanzieri. Me gustaron mucho, los pude llegar a ver”. Y agregó en relación a quiénes observa en la posición: “Mis referentes son los arqueros europeos. Trato de verlos y copiarlos un poco, no igualarlos”.

Mejor atajada y mejor recuerdo: ¿qué eligió Sabandija?

Entre las distintas preguntas de los hinchas, el arquero de 29 años se refirió a la atajada más complicada desde su llegada al club: “La más difícil creo que fue la de Gimnasia, es la que recuerdo. En ese partido no me habían llegado mucho y cuando no te llegan se hace mucho más difícil. Se te pasa por la cabeza, ‘cuando me lleguen, me van a convertir’». Y añadió: «Por suerte la pude sacar y después se sabe lo que significó después”.

Y a la hora de hablar de su mejor recuerdo, Sabandija tampoco dudó: “Mi partido especial con Boca fue, hace poquito, el que pasó con Gimnasia. Fue algo muy lindo por todo lo que pasó, lo que sabemos. Se logró un objetivo que veníamos peleando hace un año. La verdad que este grupo necesitaba una alegría de esas, poder coronarse de esa manera fue algo muy lindo». Y sentenció esperanzado: «Desde que llegué fue el momento más lindo que viví. Ojalá de acá en adelante, vengan mejores momentos”.

La entrevista completa:

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados