Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente

DEPORTES

Quique Setién, ¿se pone la máscara de Guardiola en Barcelona?

Quique Setién intentará hacer su propio camino en el Barcelona pero tiene con Pep Guardiola más aspectos en común de los que pensaba.

Se parecen. Sus caminos futbolísiticos son muy similares y los senderos marcados sostienen las mismas huellas. Pisadas idénticas. Es cierto que las distancias son insalvables, pero hay algo que los une. Claro que el Barcelona los mantiene unificados en un lazo de amor por una idea. Por un paradigma. Es imposible arribar a la entidad culé sin seguir una línea determinada. Pero en este caso, ellos van mucho más allá de un estilo propio de ambos.

Quique Setién y Pep Guardiola tienen en común mucho más de lo que pensaban. Persiguen una misma filosofía de juego y están tallados con la misma madera. Fulminados con el mismo rayo paradigmático del fútbol. El Tiki Taka, sinónimo de Jogo Bonito en Brasil o Fútbol Champagne en Argentina, los arrimó a ambos entrenadores a ese componente mágico que ellos consideran que es el pase, la tenencia del balón y el poder ofensivo a partir de la posesión y la acumulación de toques.

Pero más allá de profesar la misma religión, ambos orientadores tácticos mantienen viva una coincidencia premonitoria: sus respectivos inicios como entrenadores del Barcelona. Antes del parate, Setién había alcanzado a dirigir 12 partidos con el saco de míster blaugrana. Si bien obtuvo algunas críticas, al igual que el comienzo de Guardiola, los números le permiten un respiro más allá de las discusiones. Por ahora.

Barcelona
Quique y Pep están tallados con la misma madera.

Números y situaciones casi idénticas en Barcelona

En la docena de encuentros dirigidos, Quique ganó en ocho oportunidades, empató en una y perdió en tres. 25 puntos sobre 36 posibles, es decir, el 69,4 por ciento de los puntos. Claro, las distancias entre sus derrotas hicieron que la situación le sea más leve al DT aunque no menos discutido. La caída en el clásico ante el Real Madrid pegó fuerte, pero el haber recuperado la punta de la Liga, aún lo mantiene con vida.

El arranque de Pep no fue menos tortuoso. Ya de movida su arribo fue polémico absurdamente por los medios y críticos barcelonistas. Aquel 13 de agosto de 2008 Guardiola daba inicio a la era más exitosa de la historia del club. Al igual que Setién comenzaba ganando pero pronto se encontró con dos derrotas y un empate, dando lugar a las habladurías. Pero luego, si tenemos en cuenta los primeros 12 partidos, luego ganó absolutamente todos. 28 unidades sobre 36 posibles: el 77 por ciento de los puntos. Caminos iniciales parecidos. ¿Le deparará a Quique el mismo futuro que a Pep? Después del confinamiento lo sabremos.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados