Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente

ECONOMÍA

Cuarentena: economía en rojo, futuro incierto y deudas por todos lados

Desde que el país entró en aislamiento, las deudas no paran de crecer

La cuarentena tiene una única discusión: quienes salen antes y quienes deberán esperar hasta que el Gobierno considere seguro salir a la calle con total normalidad. Para ese escenario, puede pasar unos días más, algunas semanas o, incluso, meses. Ante esto, la preocupación es total. Como única medida de contingencia, el Estado paga algunos sueldos, ayuda a los más necesitados y ofrece créditos relativamente convenientes.

Hoy, casi el 88 por ciento de los hogares del país tiene deudas. Es decir, millones de personas hoy deben dinero pero no de obligaciones bancarias. Un dato clave es que muchas familias pasaron a endeudarse por más de 100 mil pesos, esto sin contabilizar intereses y mora, pero con el agravante es que debieron volver a endeudarse -refinanciar- otro 50 por ciento para poder pagar esa deuda. Ergo, un círculo vicioso difícil de poder salir.

Hogares en rojo

Al menos la mita de de los hogares argentinos pasaron a deber más desde el origen de la cuarentena en el país. Por ejemplo, desde abril en adelante hay una elevada cantidad de viviendas que dejaron de pagar patentes, ABL -y su símil provincial- y otros impuestos nacionales. El dato se suma a que 7 de cada 10 hogares pasó a acumular deudas en luz, agua, gas, teléfono, cable e internet.

Otra deuda que se sumó a cada hogar argentino, según el informe de la consultora Cerx, es el que contrajo mucha gente con amigos y familiares. Lo mismo en los comercios, donde el fiado creció hasta cuatro veces más en comparación de mayo con abril. Los otros egresos más representativos se unen en los préstamos personales, hipotecarios, prendarios y tarjetas de crédito.

Comercios en rojo

Argentina ya transita los días previos al pasaje entre el primer y el segundo semestre. En tiempos de cuarentena, el futuro de miles de pymes y comercios ya está en zona roja, pero lo que para muchos es una cuenta regresiva de semanas, esto podría extenderse al menos hasta el verano. Ahí, no hay estadística alguna: pasaríamos de lamentar suspensiones, recortes y despidos, a cierre de miles de pequeñas y medianas empresas.

La Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) advirtió que la cuarentena generó un “escenario económico extremadamente complejo” para el sector pyme. Al mismo tiempo advirtió que “el riesgo no son los despidos, sino el cierre de empresas”. La parálisis que padece la República Argentina a causa de la propagación del coronavirus profundiza una crisis que se desató en los últimos años.

Pymes en rojo

La flexibilización gradual a la que ingresaba gran parte del país pudo ser sostenida, pero en la Ciudad y el Gran Buenos Aires, donde se concentran la mayoría de las empresas del país, la llegada del invierno es otro gran problema. Con una cuarentena de más de 60 días, el panorama se agrava: la llegada del frío y el pico de contagios puede volver a endurecer las medidas de aislamiento poniendo en duda el supuesto 80 por ciento de la actividad económica reactivada, según el Gobierno.

Desde FECOBA -Federación de Comercio de Buenos Aires- “volver a endurecer las medidas en la Ciudad de Buenos Aires denota “un serio retroceso en términos de recuperación de la actividad lo que presupone una aceleración en el proceso de quebranto que atraviesa el sector”. Para los empresarios pyme, la situación es “cuasiterminal porque acelerará el cierre de empresas que es más grave que los despidos”.

Para CAME, el panorama es muy grave ya que por por un lado el comerciante “hizo un gran esfuerzo e incluso invirtió dinero que no tenía en acondicionar el comercio para garantizar las medidas de seguridad que ahora, serían tiradas marcha atrás”. Según la Coordinadora, las ventas minoristas retrocedieron casi el 60 por ciento, números aterradores para la supervivencia de un comercio al menos durante un mes.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados