Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente

ESPECTÁCULO

Inés Estévez reveló la conmovedora historia de la adopción de sus hijas

La actriz es madre de Vida y Cielo junto a su expareja Fabián Vena.

Hace nueve años que Inés Estévez se convirtió en mamá de Cielo y Vida junto a su expareja Fabián Vena. Juntos adoptaron a las hermanitas cuando eran muy chiquitas y hoy les dan todo tu amor. Lo que nadie sabía era cómo había sido la idea de optar por la adopción, y según reveló la actriz ahora, tuvo que ver con una experiencia sobrenatural que tuvo con su papá fallecido.

«Ayer, 19 de Mayo, el Viejo hubiera cumplido 101 años. Pero además se cumplieron 9 años del día en que sonó el teléfono y una voz dijo: ‘hay dos menores acá para ser dadxs en adopción’. Resulta que cuando el Viejo se muere tenía 78, y después de eso se nos fue apareciendo en sueños a varios de nosotros. Entre ellos a mi sobrino», comenzó contando Inés a través de su cuenta de Instagram en donde compartió varias fotos de su padre.

«De mí se despidió – en sueños, claro- luego de algunos años con un último consejo maravilloso que alguna vez les voy a compartir. En esa despedida me advirtió que no vendría a visitarme más, que yo ya podía sola. Y así fue. No volvió. La cosa es que pasados 8 años de su muerte y 3 o 4 de no «encontrarnos mas» en sueños, accedo a la idea de ser madre y comienzo a perder embarazos», agregó sobre lo triste que fue buscar un bebé.

«Nadie en la familia estaba al tanto del plan de tener hijos ni de la dificultad de concretarlo. Un buen día, me encontraba en un motorhome maquillándome para ir al set, cuando suena el celular y llama mi sobrina diciendome: ‘soñé con el abuelo, fue tan vívido que te lo tengo que contar. Me dijo que te diga que los dos bebés están con él y están bien. Y agregó ‘no sé si eso tiene sentido para vos'», sumó Inés.

Siguiendo con su emocionante relato, Estévez recordó: «Le respondí que sí, y que algún día hablaríamos al respecto. Pensé en lo confuso de los sueños y en la energía. Pensé que acababa de perder el 4to embarazo y era un solo bebé. También pensé que mi sobrina era muy perceptiva y obviamente, pensé en el Viejo. Con el tiempo olvidé por completo esa llamada. 4 años más tarde descubrimos que para tener hijos teníamos que hacer un tratamiento con asistencia clínica y blá. Me pareció mas justo para el mundo el camino de la adopción.

Por último, y haciendo caer las lágrimas de quienes leyeron su texto, Inés Estévez cerró: «En el trayecto consideré hermanos, que son los que en general la gente rechaza, y así nos anotamos como posibles adoptantes. 2 años mas tarde sonó el teléfono y nos dijeron que ahí estaban Vida y Cielo. Cuando fui a fijarme la fecha para coordinar cita para conocerlas, me percaté que se trataba del mismísimo día del cumpleaños del Viejo. Así que Pá: ‘Los dos bebés están conmigo, y están bien’. Feliz Cumpleaños».

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados